Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

Chile y sus vinos, según el fundador de Vinous

Chile y sus vinos, según el fundador de Vinous

Vinous nació en 2013 en Estados Unidos como un sitio independiente para reseñar vinos y dar a conocer las novedades de la industria. Su fundador, Antonio Galloni, un antiguo discípulo del crítico Robert Parker en Wine Advocate, visitó Chile por primera vez la semana pasada. Estas son sus impresiones.

Por: Antonieta de la Fuente | Publicado: Sábado 19 de marzo de 2022 a las 04:00
  • T+
  • T-

"El vino chileno ha perdido, de momento, un poco de competitividad en el mercado de Estados Unidos, pero es algo que se puede reestablecer”. El diagnóstico es de Antonio Galloni, músico, MBA de MIT, crítico de vinos y fundador de Vinous, una de las publicaciones que hoy están dando que hablar en el mundo de los mostos.

De visita por primera vez en Chile invitado por Wines of Chile, el norteamericano nacido en Venezuela, explica en un muy buen español que el problema del país es su diversidad.

Es un país muy largo y flaco y con muchas zonas y vinos diferentes. Están los más costeros donde hay pinot noir extraordinarios que tienen una energía y una tensión. Tienes el cabernet sauvignon, el carmenere y sus mezclas, los sauvignon blanc. Si vas a Nueva Zelanda te dicen sauvignon blanc, en Argentina es Malbec, pero aquí no es tan fácil poder decir en una o dos palabras qué es lo característico del vino chileno. La diversidad es un arma, pero hace falta desarrollarla más”, afirma categórico.

Vinous llegó a revolver la tradicional industria de las revistas especializadas de vinos en el mundo. Con una mirada digital, que además de su sitio web incorpora la app Delectable y mapas de los principales valles vitivinícolas de Estados Unidos, hoy es un referente para los viñateros de todo el globo.

Así como Robert Parker, Tim Atkin y James Suckling se consolidaron como los tres críticos de vinos más influyentes del mundo, Antonio Galloni ha ido ganando fama en este exclusivo mundo. Sus reseñas se esperan con ansias y se celebran cuando los puntajes son los esperados.

Músico, banquero, crítico

Galloni nunca tuvo entre sus planes dedicarse al vino. Su primera pasión fue la música. En particular el jazz, que empezó estudiando en la escuela secundaria y luego en una Escuela de Música en Boston. Alcanzó a escribir su propia música y hacer conciertos, pero llegó un momento en que se dio cuenta de que su talento no sería suficiente para sostener una carrera.

“Tenía que pagar la renta y empecé a trabajar en empresas de inversiones. Nací en Venezuela, mi madre es americana, mi padre italiano y estudié francés. Hablo cuatro idiomas y gracias a eso me ofrecieron oportunidades increíbles para una persona sin experiencia”, recuerda.

Lo enviaron a Italia, donde trabajó tres años como banquero y donde tuvo la oportunidad de probar los mejores vinos de ese país. Pero decidió regresar a Estados Unidos a estudiar un MBA.

Y cuando pensaba que su carrera sería en las finanzas, un vuelco del destino lo llevó a conocer al crítico Robert Parker.

Por esos días Galloni había debutado con un newsletter donde reseñaba vinos del Piamonte italiano, los mismos que había probado con sus clientes años antes. Parker entonces le ofreció trabajo. Así, desde 2006 hasta 2013, el banquero-músico terminó dedicándose full time al vino y se transformó en uno de los críticos más respetados de la revista Wine Advocate.

Cuando en 2013 Parker decidió vender parte de la publicación a inversionistas de Singapur, Galloni decidió que era el momento de volar solo y fundó Vinous.

Vinos finos

En su paso por Chile, el crítico recorrió principalmente los viñedos de los valles de Aconcagua, Maipo, Cachapoal y Colchagua y se reunió con gran parte de los empresarios y enólogos de la industria.

De su visita, dice que le gustó mucho Chile y que se sorprendió con el estilo fresco con que están hechos la mayoría de los vinos que probó.

“Pienso que este estilo debiera tener una apertura bastante grande en el mundo. Ya no estamos en los años ‘90 o en 2000 donde la gente quería vinos muy potentes, hoy la gente está buscando vinos más finos y eso es exactamente mucho de lo que se hace aquí”, dice.

La clave, a su juicio, es que falta un par de vinos que puedan competir a nivel global y que posicionen a Chile como un país de vinos finos, algo que, reconoce, sí ocurre con Almaviva. “Para eso hace falta que propietarios y enólogos estén más disponibles para viajar y estar más presentes en los mercados”, señala.

Y agrega: “No sé cuánta gente aquí tiene la oportunidad de probar vinos de otros lugares del mundo, pero es muy importante, no porque el vino sea una competencia, pero sí para saber dónde estás. Si tienes la visión de hacer un vino de nivel mundial tienes que estar probando continuamente. Si no, ¿cómo sabes?”

-¿Te quedas con la impresión de que acá probamos solo vino chileno?
-No siempre, pero casi siempre (ríe). Y es difícil, hace falta más contexto.

Bernadette Meehan, la embajadora de EEUU que brilla en redes sociales

Pasó por Colombia, Irak y Emiratos Árabes, pero nunca había sido la cabeza de una sede diplomática, hasta que Joe Biden le encargó venirse a Santiago. Junto a su esposo y su pequeña hija, tiene prometido recorrer el país, y repetir imágenes como la que protagonizó el sábado pasado en La Vega Central donde probó frutas como la chirimoya o la lúcuma.

Sebastián Arispe Karlezi, el enigmático joven que pasó de estar fuera del ojo público para adentrarse en los negocios familiares

Sebastián Arispe Karlezi tiene 39 años y es el único hijo de la empresaria controladora de Clínica Las Condes y de Inversiones Auguri, Cecilia Karlezi. Pero de él poco se sabe. Quienes lo conocen cuentan que se ha esforzado por estar fuera del radar -no existen ni fotos en registros públicos-, pero quiere empezar a involucrarse en los negocios familiares. Mientras tanto, controla Autokas, concesionario a través del cual representa diversas marcas.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR