Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

El chileno que aterriza en el Banco Central de Nueva York

El chileno que aterriza en el Banco Central de Nueva York

El ingeniero en matemáticas de la U. de Chile partió en 2008 a estudiar un doctorado en Economía en Princeton y no volvió más. Tras ocho años como profesor en MIT, en septiembre se mudó a Nueva York para incorporarse al equipo de investigadores del New York Fed.

Por: María José Gutiérrez | Publicado: Sábado 25 de septiembre de 2021 a las 21:00
  • T+
  • T-

“Antes de todo, debo hacer el disclaimer de que todo lo que yo diga, no debe interpretarse como visión del NY Fed o del sistema de bancos de la reserva federal de Estados Unidos, sino mía”, dice, apenas se conecta a la pantalla, Gonzalo Cisternas.

El doctor en economía de 39 años, y hasta agosto académico de la Escuela de Negocios de MIT, habla desde su departamento en el Upper East Side de Nueva York. Acaba de llegar a la ciudad. Y aunque de fondo solo se ve un muro gris, cuenta que su casa aun está llena de cajas de la mudanza. Una vez que esté completamente instalado, asegura, comenzará a trabajar de manera presencial -por ahora está remoto- en Wall Street.

Cisternas no es un ejecutivo financiero: acaba de ser contratado como Financial Economist Leader del grupo de Investigación y Estadísticas del Banco de la Reserva Federal de Nueva York. ¿Qué hace un académico chileno en uno de los principales bancos centrales de EE.UU.?

“El NY Fed es el paso natural de seguir aplicando teorías a mercados más específicos”, responde.
Apenas Cisternas se enteró a comienzos de año que la entidad -uno de los 12 bancos regionales de la reserva federal de ese país- estaba contratando en el área de microeconomía, armó un portafolio con todos los papers que ha publicado y se lo envió. “Llevo 8 años en la profesión, he tenido bastante visibilidad, por lo que pudieron detectarme fácilmente”, asegura.

Lo invitaron a exponer virtualmente, luego lo entrevistaron durante un día y medio, le hicieron una oferta, y la aceptó. En agosto dejó Boston y se trasladó a la Gran Manzana junto a su mujer -neoyorkina, y ex profesora de Harvard-, y sus dos hijas.

Teoría de Juegos

Gonzalo Cisternas cuenta que siempre fue mateo, que sacó puntaje nacional en la prueba específica de matemáticas de la PAA, y que es el primero de su familia que estudia un doctorado. Entró a ingeniería en la Universidad de Chile y se especializó en Matemáticas –“algo súper abstracto pero útil”, dice- y luego hizo un máster en Economía en la misma universidad.

Fue ahí donde conoció a sus tres grandes mentores: Andrea Repetto, “la persona que me cambió la visión sobre la economía”; el académico de la UC Nicolás Figueroa -quien le hizo clases en la U. de Chile- y lo llevó a la microeconomía; y José de Gregorio, de quien fue ayudante durante los veranos en el Banco Central.

De la Chile se fue en 2008 a Princeton a hacer un doctorado en Economía, en Teoría de Juegos. Y de ahí saltó a MIT como profesor. En la Escuela de Negocios empezó a aplicar la Teoría de Juegos a mercados y empresas.

“He estado desarrollando modelos de empresas o mercados que son dinámicos, poniendo mucho énfasis en imperfecciones de mercado: hay ciertos agentes que tienen poder y que pueden afectar variables”, explica.

En MIT uno de sus proyectos se centró en el mercado de data del consumidor y la privacidad: cómo esa información se puede usar en contra del usuario y cómo el consumidor se puede comportar estratégicamente y verse beneficiado al final del dia. “Ese es un mercado con mucha imperfección porque hay firmas que tienen mucho poder y hay fricciones de información, ya sea porque es asimétrica o incompleta”, explica.

Y añade: “Cosas similares ocurren en bancos, intermediadores financieros y de dealers: cuando se hacen transacciones hay agentes que tienen poder de mercado y pueden afectar variables. El NY Fed debe haber visto en mí el potencial para aplicar todas estas metodologías e ideas al mercado financiero”.

¿Autonomía?

Cisternas es uno de los mas de 60 investigadores que tiene el banco de la Reserva Federal de NY, y su trabajo implica “analizar preguntas de eficiencia, estabilidad, liquidez”, explica. En concreto, debe generar papers y documentos de discusión interna para que luego el Fed rescate lo que estime importante y lo use como insumo para tomar sus decisiones.

El chileno nunca ha trabajado en políticas públicas, y dice que tampoco se lo han pedido, ni candidatos, ni think tanks. “No lo he hecho, pero no estoy cerrado a hacerlo en algún momento. Mi horizonte siempre es ver cómo voy avanzando en mi carrera”, explica. En esa línea, según la carrera que desarrolle en Nueva York, un lugar como el del Banco Central de Chile podría ser natural, si es que en algún momento decide regresar al país, así como lo es también academia, dice.

-Por estos días se discute la autonomía del Banco Central, ¿crees que el BC debe ser autónomo?
-No podría especular en cómo los países manejan sus instituciones y en particular los BC. Lo que si te puedo decir es que Chile tiene gente altamente capacitada como para tener esas discusiones.

Las definiciones del nuevo hombre fuerte de Drake, el holding de Nicolás Ibáñez

Nicolás Ibáñez aseguró que a fin de año se retirará de los negocios. Por ello armó una nueva estructura en Drake, su holding: creó el cargo de presidente ejecutivo y nombró a Richard Kouyoumdjian en el puesto. “Pasamos de un modelo en que gente asesoraba, a tener ejecutivos de línea”, explica el nuevo mandamás de la firma.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR