Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

El círculo de hierro de Jorge Andrés Saieh en medio de la crisis del grupo

El círculo de hierro de Jorge Andrés Saieh en medio de la crisis del grupo

Instalado en Chile -pese a que se comentó que estaría en EEUU-, el hijo del fundador del grupo ha liderado conversaciones con acreedores para aminorar los impactos y cerrar cuanto antes los frentes judiciales. Quienes lo han visto, dicen que el tono ha cambiado: hoy está más dialogante y busca, incansablemente, consensos.

Por: Nicolás Durante - Ilustración: Ignacio Schiefelbein | Publicado: Domingo 21 de noviembre de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

Álvaro Saieh llegó desde Nueva York el fin de semana pasado a Chile. Vino a votar, porque cree, le ha dicho a sus más cercanos, que es la elección más importante de las últimas décadas, aunque no ha revelado públicamente por quién votará en la mesa 55 del Colegio Saint George’s.

El empresario creó un imperio bancario, comunicacional, de centros comerciales y supermercadistas y, desde el año pasado, enfrenta una serie de problemas financieros, con deudas por más de US$ 2.000 millones, que lo tienen con tres procesos de reorganización de deudas, dos en Chile y uno en Estados Unidos, y que lo llevaría, al menos, a perder la presidencia de Itaú y el control de VivoCorp.

“Véalo con Jorge Andrés”, ha respondido el patriarca en más de una ocasión a un acreedor importante que ha tratado de contactarlo, apuntan varios consultados. Es él -ingeniero comercial de la Gabriela Mistral y MBA de la U. de Chile, de 50 años, casado, tres hijos- en quien más confía hoy el empresario. Y sobre el hijo también hay muchas versiones de cómo se ha desenvuelto en esta crisis.

Varios le achacan que no logró detectar ni transmitir a tiempo la delicada situación financiera del conglomerado, ni sentarse a negociar en el mejor momento. Otros dicen que al principio era un duro negociador, sin dar mucho espacio de acuerdo a la contraparte, pero con el paso del tiempo ha ido tomando un tono más conciliador y ha tratado de transmitir que el grupo tiene intenciones de pagar, aunque eso signifique perder el control de las empresas que ellos mismos construyeron. 

Saieh Guzmán ha pasado en Chile buena parte del año, pero con viajes constantes a Miami. Ha participado presencial y virtualmente en casi todas las reuniones con los acreedores más relevantes tanto de CorpGroup Banking, que se acogió al Chapter 11 en Delaware, EEUU, como las reorganizaciones de VivoCorp y la matriz Inversiones Terra, en tribunales civiles en Santiago.

Incluso, cuenta un cercano al clan, antes de caer en la reorganización intentó salvar VivoCorp. Estuvo mirando el proceso de venta del 22,5% que Ripley tiene en una sociedad con Mall Plaza. La idea era aportar activos a cambio del porcentaje, pero la oferta no llegó más allá de solo un sondeo. Los activos de Vivo son muy distintos a los de Mall Plaza, las deudas eran muy altas, y varias de ellas estaban apalancadas justamente a centros comerciales.

También intentaron vender los hoteles donde participan: Mandarín Oriental, City Express y Hyatt Place Vitacura. Pero tampoco hubo buenos resultados cuando salieron a tentar el mercado. En medio de una pandemia no era buena idea. El Mandarín y el City los incluyeron al holding Vivo en noviembre del año pasado, por lo que también son parte de los activos de la reorganización, mientras que el Hyatt todavía podrían venderlo para hacer caja.

Lo que tienen claro Saieh padre e hijo es que el control de la cadena ya está perdido. Eso lo han transmitido en reuniones con acreedores y abogados, a las que el patriarca ha asistido de forma remota en contadísimas ocasiones, mientras que Jorge Andrés ha estado en casi todas.

“Al principio era bien intransigente para negociar. Ahora está más consciente de que una vez que esto se judicializa, es poca la maniobra de negociador duro que le queda”, comenta un acreedor.

“Jorge Andrés abrió el juego, se dio cuenta de que no tenía todos los ases bajo la manga, y ahora tiene una actitud más humilde, conciliadora y está tratando de convencer él personalmente a los acreedores”, añade un cercano a la familia.

Langlois, Winter y Reveco, asesores clave

La relación de Saieh Guzmán con el nuevo gerente general de CorpGroup, Andrés Winter, se ha convertido en clave para el proceso de negociación, dicen conocedores. El exfiscal del grupo, que asumió a fines de agosto como CEO en reemplazo de Cristóbal Cerda, es su brazo derecho y con él consulta todas las decisiones de los siguientes pasos en Chile y EEUU.

Ricardo Reveco, abogado de Carey y quien los asesora en el proceso judicial, también se ha convertido en su principal consejero, junto con Salvador Valdés, también socio del estudio. En las oficinas de Carey en Vitacura se han desarrollado varias de las reuniones clave.

Otro actor fundamental en su círculo más cercano es Juan Ignacio Langlois, socio de Tyndall, quien lo ha acompañado en analizar todos los caminos para salir lo mejor parados de VivoCorp.

En Estados Unidos, el Chapter 11 lo ha llevado el socio del estudio Simpson Thacher & Bartlett, Michael H. Torkin. Con él, Saieh Guzmán conversa todos los pasos a seguir y confía plenamente en la sólida experiencia del abogado. Torkin es ampliamente conocido por su expertise en quiebras y reestructuraciones bancarias.

En el entorno del empresario también destacan que el abogado Alejandro Álvarez es un aliado de Jorge Andrés, y a quien consulta algunas decisiones. A todo este grupo se suma Alberto Muchnick y Jorge Selume, los principales consejeros de Álvaro Saieh, que mantuvieron la relación con el hijo en este duro momento.

Quienes han conversado con Saieh Jr. aseguran que está optimista, que sigue practicando bicicleta cuando tiene tiempo y que ha transmitido que en el Chapter 11 van a llegar a acuerdo con los bonistas pronto, y que la reorganización judicial de Vivo y Terra va a permitir reordenar las cosas. Además, que Patricio Jamarme sea el veedor en ambos casos, les da un respiro y confianza de que el proceso va a terminar en buen puerto. 

Además, en SMU no tienen pensado seguir bajando su participación. Eso, recalca una fuente, siempre se puede evaluar si llegara una oferta que no pudieran rechazar.

Perder la presidencia

Una pregunta clave que hasta ahora no tiene respuesta es si Jorge Andrés Saieh seguirá siendo presidente del Banco Itaú en Chile. De acuerdo al pacto de accionistas que tiene Saieh con los brasileños de Itaú, firmado en 2015, “CorpGroup propondrá al presidente del directorio siempre que mantenga al menos el 13% de la propiedad del banco chileno”.

Y esta semana habrían estado a punto de perder ese porcentaje. Luego del aumento de capital de US$ 1.011 millones, que cerró este miércoles, los brasileños se quedaron con el 56,9% del banco. En tanto, Saieh bajó al 14,3%, desde el 27%. 

“Estaban muy, muy, preocupados de no perder el 13%”, dice una fuente. Sin embargo, si no perdieron la presidencia con este aumento de capital que los diluyó hasta casi el límite, sí lo podrían hacer en el Chapter 11 de Estados Unidos, donde lo más probable es que la jueza Kate Stickles reparta dicho porcentaje entre los acreedores.

Marzo o abril del próximo año, cuando se realice la próxima junta de accionistas de Itaú podría ser la última que presida Jorge Andrés Saieh Guzmán, del banco que fundó su padre en 1995. 


¿Se vende radio Duna?

El viernes pasado, el rumor se esparció rápidamente. La radio Duna tenía nuevos dueños y hasta habían nombrado como nueva directora a una importante editora de un medio digital. Sin embargo, rápidamente, el rumor fue descartado. 

El conglomerado de medios Copesa, que agrupa a La Tercera, Radio Duna y La Cuarta, puso en venta el año pasado la radio, que tiene un buen nivel de avisaje y apunta a público ABC1, altamente apetecido comercialmente. Para ponerlo en venta, fichó al banco BTG Pactual.

Sin embargo, cuentan fuentes, los oferentes no han abundado. El precio de la radio, llave en mano, sería de US$ 6 millones, pero hasta ahora solo se han recibido sondeos por la mitad de ese monto, o incluso menos. 

Otros cuentan que han ofrecido US$ 5 millones, y también ha rechazado la oferta. 

Uno de los que habría mostrado interés, según se rumorea en el mercado, es un grupo de inversionistas que incluiría a Gonzalo Restini y Cristián Camus, actuales conductores del programa de negocios Información Privilegiada. Este segmento es una asociación con Duna, es decir, una parte de los ingresos por publicidad, va a Restini y Camus, y el resto a la radio. 

Sin embargo, más allá de rumores, no hay nada concreto ni una fecha límite para vender. 

En los medios escritos, la ruta de ajustes ha sido dura y ha dejado un centenar de periodistas, diseñadores y fotógrafos cesantes, lo que además incluyó el cierre de medios como La Hora. Incluso, varios de los finiquitos estuvieron meses pendientes de pago y se repactaron en cuotas. 

Andrés Benítez, el brazo derecho de Saieh en Copesa, es quien ha liderado el proceso de ajustes que ha incluído reducción de costos; entre ellos el diario La Tercera dejó de circular en papel de lunes a viernes para suscriptores y ha enfocado su avisaje en los fines de semana. A su vez, han tenido que enviar mensajes de tranquilidad a los equipos sobre la continuidad de la empresa.  

A pesar de toda la coyuntura política y económica, a Jorge Andrés Saieh, presidente del grupo, se le ha visto poco por las oficinas ubicadas a pasos del Metro Escuela Militar. Sobre los números, cuentan fuentes, habrían alcanzado cierto punto de equilibrio, aunque como todos los medios, la crisis igual sigue impactando. 

SIGUIENTE »
« ANTERIOR