Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

Joaquín Lavín en modo startup: funda edtech con ex Seremi de Educación y creador de Puntaje Nacional

Joaquín Lavín en modo startup: funda edtech con ex Seremi de Educación y creador de Puntaje Nacional

Al volver de España en enero, donde vivió medio año, el ex alcalde de Santiago se propuso emprender: fundó Akademi, una aplicación que ofrece ejercicios de matemáticas y lenguaje para estudiantes de 1º a 4º básico. Se asoció con Bárbara Soto, ex Seremi de Educación, y Fabián Martínez, socio de Puntaje Nacional. La estrenarán en marzo y esperan sumar 10 mil clientes el primer año. Luego, saltar a México, Colombia y Perú. “Es una oportunidad para cambiarle la vida a los niños de los sectores medios y vulnerables. Y al mismo tiempo, ser un gran negocio”, dice el ex candidato presidencial.

Por: Mateo Navas | Publicado: Sábado 26 de noviembre de 2022 a las 08:00
  • T+
  • T-

Fue cuando volvió a Chile, en enero de este año, luego de su viaje de cinco meses por España. Llegó, dicen sus cercanos, “inspirado”, gracias a su paso como investigador en la Universidad Internacional de la Rioja, en Madrid. Esto es algo que Joaquín Lavín, ex alcalde de Las Condes y ex precandidato presidencial por Chile Vamos, también confirma a DF MAS: “Siempre tuve en mente que en los dos grandes problemas de los chilenos, que son educación y seguridad ciudadana, no había startups que le estaban apuntando a 100% a eso. Llegué a Chile con la idea de hacer algo en esas dos áreas”.

Pero Lavín tenía un problema: no encontraba a nadie con quien ejecutarlas. En mayo, sin embargo, las piezas se juntaron. La ex Seremi de Educación del gobierno de Sebastián Piñera, Bárbara Soto, le mandó un WhatsApp a diversos políticos de su sector. “Hola, lamentablemente a pesar de haber ganado la Alta Dirección Pública quedé cesante, así que si sabes de alguna oportunidad en educación y niñez, feliz de conversar”, decía el texto.

A los pocos minutos dos personas le respondieron: Joaquín Lavín y Felipe Ward. El primero le escribió: “Bárbara, hagamos algo. Vente a tomar un café a la UDD”.

El unicornio y el tridente

Ahí Lavín, quien trabajaba como académico de la Facultad de Economía y Negocios de la casa de estudios, le contó que quería armar una plataforma de clases particulares basada en el unicornio austriaco GoStudent. Soto se interesó de inmediato y comenzaron a armar las bases del negocio. Hasta ahí, todo lo tenían en teoría, pero nada en la práctica. Necesitaban, en palabras de Lavín, al cerebro tecnológico.

“Le pregunté a Matías Lira (decano de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo) a qué experto conocía en la industria edtech. Me dijo: ‘Fabián Martínez, creador de Puntaje Nacional y Genomawork’”. Ahí hablé con él, tuvimos un par de reuniones donde le planteamos la idea y le dijimos que el negocio tenía que ser escalable”.

Lavín agrega: “Él nos introdujo al mundo de las startups. Hasta ese momento yo no sabía lo que era un MVP (producto mínimo viable, por sus siglas en inglés), una ronda seed, un full-stack developer, y un diseñador UX”.

Con este tridente Lavín logró -a un año de perder la primaria presidencial de Chile Vamos- armar su primera startup. 

Inspiración en la India y España

Luego de la llegada de Martínez comenzaron con el reclutamiento de desarrolladores, diseñadores, ilustradores y profesores. Con un capital inicial -principalmente aportado por Lavín- contrataron a 12 personas de todas partes del mundo: Bolivia, Argentina, España y Chile.

Si bien en un principio la idea era armar una plataforma de clases particulares, se dieron cuenta que el negocio tenía que cambiar. “Las sesiones de estudio con profesores privados son muy caras. Entonces para una persona, especialmente de los sectores medios (el segmento al que nosotros queremos apuntar), era imposible. Buscamos algo tecnológico que permitiera a bajo costo igualar la cancha”.

Para esto fueron clave los focus groups que realizaron para validar la idea de negocio. “Decidimos hacerlo bien desde un comienzo”, explica Lavín.

“Lo que nos interesa es mejorar la calidad en la educación de los niños que están en los colegios públicos o particulares subvencionados. Y que ese espacio con los colegios particulares vaya disminuyendo. Este es un problema de toda Latinoamérica”, señala.

Con esa idea llegaron a lo que están desarrollando actualmente: una aplicación, llamada Akademi, que ofrece más de 2 mil ejercicios de reforzamiento para estudiantes de 1º a 4º básico en Lenguaje y Matemáticas. “La única forma de hacerlo escalable era desarrollar una app de aprendizaje adaptativo dirigida a niños. Empezamos a mirar el mercado, vimos startups de la India y España, y llegamos a esto”, recuerda el ex edil.

En concreto, al bajar la aplicación (todavía no está disponible), los usuarios tendrán que responder una serie de preguntas. El objetivo de esto es determinar el perfil de cada uno de los niños y definir sus habilidades. “Nos dimos cuenta que era importante desarrollar distintas formas de aprendizaje, porque todos tienen variadas formas de aprender”, explica Soto, quien agrega que el tiempo máximo de uso serán 15 minutos diarios para evitar la dependencia a las pantallas.

El objetivo: 10 mil usuarios, US$ 1 millón

El plan es lanzar la aplicación en marzo, con el inicio de la temporada escolar en Chile. Para el primer año de operación esperan llegar a 10 mil usuarios, lo que se traduce en ingresos por US$ 1 millón.

Para eso, ofrecerán un plan de US$ 10 por niño. ¿Qué ofrecerá? Aparte de los más de 2 mil ejercicios, tendrán reportes diarios para apoderados y profesores en el que verán el progreso de los conocimientos adquiridos.

Desde octubre comenzaron a reunirse con distintos family offices (los Antillo, Claro, entre otros) para presentarles su proyecto. Bárbara Soto dice que Lavín tiene el pitch aprendido a la perfección. ¿Qué ofrecen en esos espacios? El 13,3% de la empresa por US$ 200 mil.

“He estado en política por años y me he dado cuenta que mejorar la calidad de la educación pública va a ser muy difícil. Hay demasiadas fuerzas a favor y en contra. Llevamos años dándonos vuelta y no pasa nada. Todas las reformas educacionales son administrativas, pero no se meten en la sala de clases. Pero esta es la gran oportunidad de cambiarle la vida a los niños de los sectores medios y vulnerables. Pero al mismo tiempo tiene el potencial de ser un gran negocio”, confiesa el ex candidato presidencial.

Una vez que validen el modelo y cumplan las cifras de adopción para 2023, comenzarán su expansión por Latinoamérica, específicamente México, Perú y Colombia. “Este no es un problema de Chile, sino que de toda la región”, concluye Lavín.

El emotivo testimonio de Alfonso Swett: en septiembre le diagnosticaron cáncer. Ahora está sano

En el marco de los premios entregados por la Fundación de Egresados de la Facultad de Economía y Administración UC, el expresidente de la CPC contó algo de lo que hasta ahora no había hablado públicamente: hace aproximadamente cinco meses le diagnosticaron cáncer grado 4. Sin embargo ahora está completamente sano. "Quiero dar gracias a Dios por haberme regalado varios milagros (durante el tratamiento estos meses)", reflexionó el empresario.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR