Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

Patricio Cornejo: "No me van a sacar del Club"

Patricio Cornejo: "No me van a sacar del Club"

El ex deportista repasa su historia y lamenta que su permanencia en el club en Lo Barnechea -que lleva su nombre- esté peligrando. Maurice Khamis -su socio- tiene contrato de arriendo con Bienes Nacionales para usar las casi 2 hectáreas del lugar que cerró en pandemia.

Por: María José López / Fotos: Verónica Ortiz | Publicado: Sábado 6 de noviembre de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

“Estamos a punto de perder la concesión (del Club Pato Cornejo, en Lo Barnechea). Bienes Nacionales está cobrando $ 590 millones, no es justo, cerramos en pandemia.

Me asocié en 2019 con Maurice Khamis: Bienes Nacionales, entonces a cargo de Felipe Ward, nos arrendó este lugar por cinco años: pagamos $27,5 millones mensuales. Nosotros queríamos una concesión, como la tuve desde que partí con el club en 1992, pero no fue posible. En 2012 perdí los derechos del club por no poder pagar a la municipalidad. Maurice vino a ayudarme y es quien tiene la relación con el ministerio.

Un buen año el club ganaba $ 1.200 millones. El pasado las pérdidas fueron más de $ 600 millones. Desde marzo de 2020 estamos hablando con el ministerio para ver qué hacer: no podemos pagar el arriendo sin ingresos. No echamos a nadie del personal.

Para llegar a una solución ofrecimos hacer de nuevo el club: implicaba $ 8 mil millones para una remodelación. El Grupo Patio, del cual Maurice es accionista (y el abogado que los asesora, Darío Calderón, es presidente), estaba interesado si se cambiaba la figura de arriendo (que termina en 2023) a una concesión (a 10-15 años). Lamentablemente se rechazó.

Al no ver solución, el 13 de octubre fuimos a tribunales: pedimos que se reajuste la deuda proporcionalmente al tiempo que estuvo abierto. Eso son cerca de $ 70 millones, versus los $ 590. Si eso no sucede, solicitamos término del contrato e indemnización entre $ 1.500 y $ 2.100 millones.

***
Nací en Llolleo. Mi papá era administrador del club de tenis y cuando cumplí 5 años me hizo una paleta de madera para jugar en el frontón. El año 55 nos vinimos a Santiago, y mi papá era entrenador del club en Quinta Normal. Ahí había ocho canchas. Y crecí. Soy el sexto de siete hermanos, todos jugaban bien, solo que yo no iba a la matinee los domingo: me quedaba practicando.

No éramos el tipo de familia que podía ir de vacaciones. Y ayudábamos a mi papá en sus labores. ‘¿Quieres jugar? Levántate, a las 8 comienza el club a funcionar’. Salíamos a las 5 am, caminábamos por Matucana hasta Quinta Normal a arreglar canchas. Hay mucho dolor ahí. De no ser por mi papá, no podría haber arrendado cancha ni menos contratar un profesor.

A los 15 años era seleccionado nacional, los que jugaban conmigo eran de mejor situación económica, tomaban vacaciones del 15 de diciembre al 15 de marzo. Yo me quedaba en la cancha. Entonces en marzo les ganaba a todos. Y podía postular a competir fuera de Chile.

Sigo jugando todos los días. Siempre pensé que a estas alturas del partido, después de 67 sin parar, iba a jugar menos. O que me iba a dar el lujo de no dar clases. A veces pienso, ‘pucha, para qué hice este club si voy a estar en estas condiciones’. No me arrepiento. Pero nunca pensé que iba a ser tan complicado.

***
Hace unos días vino a comer Jaime Fillol a mi casa. Pasamos por el túnel del tiempo y hablamos de todo, de cuánto viajé por 20 años: pasaba dos meses aquí y los otros 10 afuera.

Siempre fue mi sueño armar un lugar en Chile para enseñar lo que había aprendido, lo que había visto. Y aquí invertí todo lo que tenía. En 1992 parte la concesión y el club abre sus puertas en 1998. La piscina temperada la hicimos hace 25 años y costó US$ 1 millón.

Con esa piscina yo me di un gusto, quizás. Pero no sabía cómo vendrían las cosas: al poco tiempo de abrir me dicen de la municipalidad que me pasé del tamaño. Golpe y porrazo: me cierran la piscina un año.

Por ella pagaba $ 7 millones. Era el año 2012 y partieron los problemas. Me llené de deudas y perdí dos casas que tenía acá en La Dehesa, cada una valdría hoy $ 500 millones, y la de Puerto Velero. Y se fue todo. La concesión del club también (entraron otros actores, el nombre del club se mantuvo). Ahora vivo en Pie Andino, arriendo una casa. No tengo nada. Raquetas, sí.

La construcción de esta piscina representó el inicio de los problemas económicos de Cornejo.

***
¿Momentos de mi carrera que recuerdo con orgullo? La final de la Copa Davis, jugar la semifinal del mundo de la Copa Davis en Suecia. En esa época estábamos con Jaime Fillol, Hans Gildemeister, Jaime Pinto, el Pato Rodríguez… éramos como ocho.

No voy a decir que fui como Nadal ni nada, pero creo que he entregado toda mi vida a esto, como capitán, entrenador. La única vez que Chile ha llegado a esa posición fue con nosotros. Pero eso significó un esfuerzo enorme. También entrené a Marcelo Ríos, Massú, Gildemeister, González. A todos. El Chino pasaba mucho tiempo acá.

Uno a veces espera que haya personas que digan ‘este gallo tiene cerca de 80 años, ha jugado tenis casi toda su vida, ha tenido una vida decente. No fuma, no toma. Chuta, nunca pidió nada, un self-made man’. Es verdad: nunca se me subieron los humos.

Me junté con el ministro (Julio Isamit) a solas para hablar. La gente me decía ‘dile que defendiste Chile por años’, pero esa cuestión vale hongo. Él debe conocer mi historia. Si no, la sabe su papá. O su mamá.

***
Ya nos pidieron que nos vayamos. Esta es la segunda vez que estoy cerca de perder el club. Nosotros interpusimos la demanda en septiembre, y el ministro tenía dos opciones: o llegaba a acuerdo o respondía con esto. Y el 13 de octubre nos presentaron una orden de desalojo, en la que nos dicen “no pagó los $ 590 millones, se va de acá”. La recibió Maurice y venía firmada por la Seremi de Bienes Nacionales. Nos ofrecen cómodas cuotas mensuales, pero la misma plata.

Espero que se haga justicia. No me van a sacar de acá. Te lo prometo. Voy a morir aquí. El partido no ha terminado. Yo sigo jugando”.


Julio Isamit: “De los 4 mil arrendatarios de bienes nacionales, este es el que tiene la mayor deuda”

Frente a la discusión, el ministro de Bienes Nacionales explica que “el arrendatario es Khamis. Jurídicamente funciona así: solo tenemos relación con Maurice Khamis, con él se firmó un contrato de arriendo por cinco años y fue quien ganó aquella licitación cuando había más de dos grandes interesados. Por algo Patricio no participó en el proceso y por algo Khamis sí. Él sí puede pagar lo que debe a BN”.

Y añade: “En todo el tiempo que ha pasado no han pagado un solo peso, incluso los meses que han estado abiertos. El mes pasado tampoco. Ha sido una actitud deliberada no pagar el arriendo desde abril de 2020 a octubre de 2021. Hoy es el mayor moroso del ministerio de Bienes Nacionales”.

Con respecto a la pandemia, y la rebaja que piden Khamis y Cornejo, responde: “¿Por qué el Chuck and Cheese, que está al lado y sujeto a la misma figura, no pide lo mismo? A todos les ofrecimos convenios de pago, pero yo como ministro no puedo condonar deudas. Sí la puedo dividir en cuotas, tal como lo han hecho los otros en Chile. Ellos son los únicos que están pidiendo condonar la deuda. Ganaron un contrato de arriendo por licitación, si cambio las condiciones como arrendatario podría como ministro estar vulnerando las bases”.

De los 4 mil arrendatarios que tiene BN, añade Isamit, este es el que tiene la mayor deuda. “Khamis representa un 30% de la deuda administrativa de Bienes Nacionales”. En cuanto a la entrada de nuevos socios, apunta que “nos han dado cinco propuestas. A todas hemos dicho no. Una de ellas (la de la alianza con Patio y Youtopia) nos propusieron pagar la deuda con inversión en terreno con cosas para tener un club deportivo más lucrativo. Insólito”.

Sobre las demandas cruzadas, apunta que “no solamente no nos pagaron, además nos demandaron. Y nos piden que los indemnicemos por más de $1.500 millones. Precisamente por ser Pato Cornejo, lo recibimos, estuvimos atentos a escuchar. Pero el día que cerraron la puerta al diálogo con la demanda, decidimos poner término al arriendo”.

Y concluye: “La Seremi los notificó y cuando se cumplan los 30 días, pedimos a tribunales desocupación del inmueble. Si no lo hacen, en los próximos días será ocupante irregular del inmueble de un terreno ultra solicitado y uno de los más caros de Bienes Nacionales. Mide 16.500 m2 y su avalúo fiscal es de $5.800 millones. Pero si pagan la deuda, podríamos estudiar la continuación del arriendo”.


Maurice Khamis: “El ministro se taimó”

Consultado por DF MAS, el empresario (presidente de Club Palestino, accionista de Grupo Patio, de Youtopia y dueño de MK, empresa del rubro de construcción) añade: “Acepté este contrato y por apuro lo hice a nombre mío porque el Pato se iba a quedar sin nada. Me tocó apoyarlo. No creo que sea justo pagar el monto que nos piden, no es un tema de si tengo o no tengo espaldas”.

Me entregaron la concesión en 2019 y he invertido $ 400 millones desde entonces. Entré justo cuando partieron los problemas en este país. Y ahora, a través de Youtopia, ofrecimos hacer una tremenda inversión. Cosa que el antiguo ministro, Felipe Ward, estaba dispuesto a hacer. Pero el actual, no”.

“El contrato está a nombre mío, pero Patricio es mayoritario en la sociedad que opera. El ministerio sabe perfectamente que yo me metí para ayudarlo. Y estoy dispuesto a pagar lo que corresponde. Pero en pandemia el Estado nos dijo ‘tienes que cerrar’. Y el mismo mandante dice ‘tienes que pagar’.”

-¿Por qué no han pagado los meses que sí ha estado operando el club?
- “No podemos hacerlo, porque si pagamos lo imputan a la deuda y no a los nuevos meses.
La intención es pagar entre abril de 2020 y julio de 2021 el proporcional a lo abierto”.

Y, sobre la demanda de término de arriendo, asegura: “La justicia dirimirá. Existen opciones para condonar deudas en casos de excepción como este. Pero en el ministerio son inexpertos, el ministro es un niño chico. Y se taimó (con la demanda que interpuso). Los tribunales decidirán quién tiene la razón”.

El círculo de hierro de Jorge Andrés Saieh en medio de la crisis del grupo

Instalado en Chile -pese a que se comentó que estaría en EEUU-, el hijo del fundador del grupo ha liderado conversaciones con acreedores para aminorar los impactos y cerrar cuanto antes los frentes judiciales. Quienes lo han visto, dicen que el tono ha cambiado: hoy está más dialogante y busca, incansablemente, consensos.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR