Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

México y EEUU: los mercados que Falabella y Cencosud miran para bajar su exposición en Chile

México y EEUU: los mercados que Falabella y Cencosud miran para bajar su exposición en Chile

Las corredoras y las cifras macroeconómicas han dejado en evidencia que el entorno favorable al consumo en el país se está desvaneciendo rápidamente. Por esto, las grandes compañías están trabajando para reducir aún más su dependencia al mercado local. Y si en un comienzo la internacionalización de los conglomerados apuntó a naciones vecinas, como Argentina, Perú y Colombia, hoy el foco está en Estados Unidos y México.

Por: José Troncoso Ostornol | Publicado: Sábado 20 de agosto de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Una nueva ola de expansión internacional están llevando a cabo las gigantes del comercio minorista chileno Falabella y Cencosud.

Si en los años 90, la llegada de estos conglomerados a nuevos mercados –como Argentina, Perú y Colombia– ocurrió porque Chile “les quedó chico”, ahora, el plan apunta a diversificar los riesgo (en medio de un complejo panorama mundial). Pero, principalmente, el objetivo es reducir la exposición al mercado que los vio nacer, precisamente, Chile.

Este año, la compañía controlada por la familia Paulmann, tras varios intentos, finalmente logró su tan ansiado ingreso al negocio de los supermercados en Estados Unidos. Casi en paralelo, adquirió otra cadena del mismo rubro en Brasil. Así, en pocos meses, la firma desembolsó casi US$ 800 millones para expandirse por el continente.

Como contrapartida, sus inversiones en Chile se han reducido a remodelaciones de centros comerciales y salas de supermercados. 

Grandes proyectos, como el centro comercial que proyectaba la compañía en Maipú, en los terrenos de la ex Fisa, lleva años parado. Lo mismo que el mall Alto Las Condes 2, frente al complejo del mismo nombre en aquella comuna, aunque esta iniciativa se judicializó.

Lo más avanzando a nivel local es el desarrollo de su mentado proyecto en Vitacura, el que se hará en un gran terreno de 11,6 hectáreas aledaño al colegio Saint George, arrendado, precisamente, a sus dueños. La obra lleva parada más de 13 años, pues se esperaba partir su construcción en 2009.

El plan original contemplaba un centro comercial de tres pisos, cinco torres de oficinas y un hotel, con una inversión superior a los US$ 300 millones.

No obstante, la dirección de la compañía encabezada por Heike Paulmann decidió reformular completamente el proyecto, y será muchísimo más chico respecto al plan original: ahora se trata de un mall de un piso con un supermercado.

La idea de la compañía es partir las obras una vez logrados todos los permisos, lo que se estima sería durante el próximo año.

El peso de EEUU

El principal negocio de Cencosud sigue siendo el de los supermercados (con presencia en Chile, Argentina, Perú, Colombia y Brasil), lo que aporta más del 70% de los ingresos consolidados. El resto lo generan sus multitiendas, el área de mejoramiento del hogar y el negocio financiero.

Pero pese a la diversificación que ha logrado la compañía, el mercado chileno sigue siendo el más relevante: representa actualmente el 49% de sus ingresos, en base a cifras del segundo trimestre del año.

Esto comenzará a cambiar: según estimaciones de la compañía, sus operaciones en Estados Unidos (a través de 160 supermercados repartidos en 22 estados bajo la marca The Fresh Market) aportarán el 12% de los ingresos, al igual que el Ebitda, con lo cual será su segundo mercado en importancia en este último indicador, en base a cifras de 2021, después de Chile y sobre Argentina.

La mismísima presidenta del conglomerado, Heike Paulmann, destacó que el reciente desembarco en Norteamérica es parte del plan de poner los huevos en distintas canastas. “Gran paso para Cencosud entrar a EEUU, de mano de nuestra estrategia de diversificación”, dijo al anunciar internamente la compra de la firma estadounidense.

Pero van por más. Los planes de la firma fundada por Horst Paulmann son crecer con fuerza en el país del norte. De hecho, según una presentación de la propia empresa, tiene el potencial de triplicar la cantidad de tiendas en las actuales zonas geográficas donde tiene presencia la cadena recientemente adquirida.

Y si bien la empresa ha descartado por ahora crecer con nuevas compras en Estados Unidos, fuentes conocedoras afirman que, si hay oportunidades de adquisiciones, se analizarán a fondo.

A mediados de julio, Fitch Ratings mejoró las calificaciones en moneda extranjera y local de Cencosud, incluyendo su deuda senior no garantizada, elevándola a BBB desde BBB-, por primera vez en la historia de la compañía.

En su informe, la clasificadora apuntó directamente al aterrizaje de la firma en norteamérica: “El acuerdo mejora la diversificación de Cencosud, ya que agrega flujo de efectivo del competitivo y grande mercado minorista de alimentos de EEUU”.

Además, establece que el impacto en el perfil comercial de la compañía es estratégicamente positivo, con sinergias potenciales entre las marcas privadas y los productos frescos importados.

“Fitch espera que el segmento de supermercados continúe registrando sólidos resultados e impulsando la mayor parte del crecimiento del negocio gracias a las recientes adquisiciones de Giga Atacadao en Brasil y The Fresh Market en los Estados Unidos”, destaca.

Falabella: el potencial de México

Falabella está transitando el mismo camino, pero con el foco puesto en transformar a México en su principal mercado en el largo plazo.

Ahí opera con su filial de tiendas para el mejoramiento del hogar y construcción Sodimac, además de su negocio financiero.

El conglomerado nacional -que preside Carlo Solari- decidió aterrizar en este país de la mano de un actor local, y así facilitar las cosas. Fue en 2016 cuando llegó a un acuerdo con la gigante supermercadista azteca Soriana. Y, hasta ahora, los resultados han sido más que satisfactorios.

Los socios abrieron su décima tienda Sodimac en México en junio pasado, y la apuesta de Falabella es seguir sumando ubicaciones para, en el largo plazo, transformar a este país en la principal fuente de ingresos para la compañía, según explicó bajo reserva un directivo de la compañía. Consultada la empresa, evitó hacer comentarios de manera oficial.

Al interior del grupo chileno se destaca el gran tamaño del mercado azteca (casi 10 veces el chileno) y el potencial de crecimiento que tiene el negocio ferretero, donde Sodimac compite con un solo gran actor: el gigante Home Depot.

Ambos se conocen muy bien: a fines de los años 90, la estadounidense ingresó al mercado chileno para desarrollar el negocio de mejoramiento del hogar, pero duró poco, y Falabella se quedó con sus ubicaciones. Ahora, compiten palmo a palmo por la billetera de los mexicanos.  

El negocio ferretero en ese país tiene un importante potencial. Así lo destacó Fitch en su último informe de clasificación de la mexicana Soriana.

“Fitch observa como un factor positivo para la diversificación de ingresos y formatos, la asociación de Soriana con Falabella para el desarrollo del negocio de mejoras del hogar (con la apertura de tiendas Sodimac) y tarjetas de crédito (tarjetas Falabella-Soriana) dado que son negocios con crecimiento potencial en el mercado mexicano. Falabella cuenta con experiencia amplia en el desarrollo de esos negocios en diferentes países de América del Sur, los cuales han tenido resultados satisfactorios”, dijo la clasificadora.

Sodimac es el principal negocio hoy por hoy del grupo Falabella: le aporta el 32% del Ebitda. Más atrás se ubican Servicios financiero y vestuario/electrónica (21% cada filial), inmobiliario (19%) y supermercados (8%).

Chile sigue siendo el principal mercado para la compañía: aporta el 64% de las ventas y el 74% del Ebitda. Y esta dependencia es, precisamente, lo que la compañía quiere cambiar, con México en el horizonte.

Los rivales

El objetivo de la compañía que es controlada por las familias Solari, Del Río y Cúneo, es diversificar con fuerzas sus fuentes de ingresos. Sobre todo, en un momento en que países como Chile se proyectan como más complejos.

Pese a esto, la compañía acaba de abrir su primer local Ikea en Las Condes, el primero de Sudamérica.

La firma sueca aterrizó en la región de la mano del grupo Falabella, que se quedó con la apetecida franquicia para la región. En los próximos meses se abrirán tiendas en Colombia y Perú.

Junto a esto, la empresa trabaja en potenciar su división Falabella.com (es decir, sus ventas por internet de su tienda por departamentos) en la Región Andina, con su respectiva logística. Un desafío no menor. También se menciona la expansión de Mall Plaza, la filial de centros comerciales del grupo.

Pese a todos estos proyectos que tienen como objetivo hacer crecer al conglomerado, y mejorar su rentabilidad, los analistas tienen entre ceja y ceja a la compañía, dado que la mayoría de sus formatos están orientados principalmente al segmento de no alimentos, los que se consideran más vulnerables a las crisis económicas.

Falabella llegó a ser la empresa más valiosa de Chile. A fines del año 2010, su valor en bolsa era superior a los US$ 26 mil millones, equivalente al 12% del PIB de Chile de ese entonces. Actualmente, la acción se transa bajo los $ 2.000 (lejos de los más de $ 6.500 que llegó a valer), acumulando una caída superior al 26% en lo que va del año, y su capitalización alcanza los US$ 5.590 millones.  

El pasado 5 de agosto, Feller Rate ratificó en AA la solvencia y las líneas de bonos de Falabella, con perspectivas “Estables”. La clasificación, dijo, se sustenta en un perfil de negocios “Satisfactorio” y una posición financiera “Sólida”.

Poco antes, Fitch mejoró las calificaciones de Cencosud. En su informe, la clasificadora dejó en evidencia las diferencias entre los archirrivales.

“Los formatos minoristas de Cencosud están más orientados al segmento de alimentos y al segmento de supermercados, representando el 73% de los ingresos, que se considera más defensivo en el entorno macroempresarial actual del coronavirus”, dijo la agencia.

Por contrapartida, destacó que los formatos de Falabella están orientados principalmente al segmento de no alimentos, que se considera más vulnerable a los efectos relacionados con la pandemia.

Las corredoras LarrainVial y BanChile acaban de reducir el precio objetivo de la acción de Falabella.

“Las acciones de consumo discrecional han tenido un viaje accidentado en lo que va del año, y vemos pocas posibilidades de que esto cambie en el futuro inmediato considerando la exposición de la industria al ciclo económico y la probabilidad creciente de una recesión global”, dijo LarrainVial en un informe sobre Falabella de mediados de julio, en que bajó su precio objetivo para la acción de la compañía desde $ 3.100 a $ 2.700.

La corredora prevé que la desaceleración de Chile sea el mayor detractor del desempeño consolidado del grupo, principalmente debido a los excelentes resultados en el país el año pasado, que fueron fomentados por las extraordinarias condiciones de liquidez resultantes de los retiros parciales de los fondos de pensiones y las transferencias estatales. 

Sin embargo, sostuvo que este entorno favorable al consumo se está desvaneciendo rápidamente.

“Tiempos desafiantes por delante”, tituló Banchile Citi su informe sobre Falabella divulgado a sus clientes a fines de junio, en que también redujo su precio objetivo para la acción de $ 3.550 a $ 2.500.

“Si bien la materialización del enfriamiento del consumo y la feroz competencia del comercio electrónico se establecen como los principales obstáculos para la empresa, principalmente debido al deterioro de la rentabilidad después de años récord, consideramos que este último ya está descontado; dejándonos espacio para creer que hay una desventaja limitada en la acción”, sostuvo la corredora.

Añadió que los inventarios están aumentando muy rápido, lo que –destacó- trajo de vuelta las rebajas como herramienta de gestión. Esto, como no, impacta en la rentabilidad de la empresa.

Como si esto fuera poco, la corredora apuntó al difícil equilibrio entre las ventas de los canales físicos y online. Recordó que un consumidor boyante y las medidas de bloqueo por la pandemia impulsaron las ventas por internet. Sin embargo, hoy, sostuvo, hay claros signos de normalización, dejando atrás ventas récord del comercio electrónico.

“Con casi el 60% del capex (inversión) corporativo enfocado a estrategias online y entorno omnicanal, con un efecto aún desconocido en los resultados, junto con una competencia feroz, consideramos que esta línea de negocios es más un viento en contra que uno a favor”, señaló la corredora, generando más dudas que certezas sobre esta área de negocio.

Así, y con el mercado poniendo puntos suspensivos sobre ciertos planes de la compañía, es fácil entender porqué la administración del conglomerado está mirando a México como su nuevo territorio para expandirse, muy por sobre los planes de potenciar -a como dé lugar- sus ventas por internet. 

Puchi, Müller, Cueto y Délano entre los “ganadores” de la venta de Blue Express

US$ 230 millones de dólares pagará Copec por Blue Express, uno de los cuatro mayores operadores logísticos del país, que viene con un contrato con Amazon bajo el brazo. Un negocio del que se beneficiaron varios conocidos empresarios nacionales y con el cual Copec pretende entrar de lleno en la competencia de la última milla. “Esta operación responde a una estrategia definida hace poco más de dos años”, revela Arturo Natho, gerente general de la empresa de los Angelini.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR