Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

La plataforma para frenar el ciberbullying de Daniel Halpern que aterriza en México y mira a EEUU

La plataforma para frenar el ciberbullying de Daniel Halpern que aterriza en México y mira a EEUU

Con la violencia escolar desatada, el académico de la UC ideó junto a su esposa, Constanza Lozano, un programa curricular para estudiantes de kínder a tercero medio para identificar los efectos que producen las tecnologías en la vida cotidiana y cómo eso puede frenar el bullying.

Por: Nicolás Durante | Publicado: Sábado 9 de abril de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

En 2012, cuando el asunto aún no era tema en Chile, Daniel Halpern hizo su tesis doctoral sobre las consecuencias sociales del uso de tecnologías. El académico de la facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica formó el centro Tren Digital para hacer investigación y charlas al sector público y privado. 

Pero su esposa, Constanza Lozano, que era psicóloga de una red de colegios, le señaló en 2013 que en las escuelas estaban desesperados con el incipiente bullying a través de internet, porque no sabían cómo entenderlo ni enfrentarlo. Con un Fondecyt levantaron datos por primera vez para categorizar el ciberbullying, y saber cómo estaba afectando a los niños, en qué área y de qué edades. 

Vieron, por ejemplo, que un 40% de las veces el estudiante creía que el ciberbullying era peor que el bullying tradicional, el 50% pensaba que era igual y el 10% que el impacto de la intimidación presencial era más nociva que la cibernética. 

“Pero cuando se les preguntaba en qué tipo de conflicto ellos se levantarían para proteger a un compañero, era tres veces más en los casos de bullying presencial que online. Algo no me cuadraba”, dice Halpern desde Israel, donde lleva viviendo un año y medio con su familia y trabajando de forma remota en sus demás proyectos. 

Fue en 2018, con el suicido de Katy Winter, cuando hizo el click. Halpern y Lozano idearon un programa de prevención para quinto y sexto básico, que son las edades más críticas para frenar el bullying

Entraron de inmediato con 10 colegios, unos 5 mil estudiantes, con el programa que se integraba en las sesiones de consejo de curso o de orientación, y eran los profesores jefes quienes impartían las clases.

El programa

Pero en julio de 2020, ya con Halpern dedicado completamente al proyecto bautizado como EducomLab, decidieron ir un paso más allá y hacer digital y didáctico un completo currículo de formación digital para niños desde kínder a tercero medio. 

“En kínder, por ejemplo, tienen que saber y entender qué les pasa si están frente a una pantalla, desde que los ojos se irritan, hasta lo malo de comer frente a un computador. En segundo básico deben saber navegar seguro, no compartir las contraseñas; en tercero básico se les enseña identidad digital y cómo se ve uno mismo versus cómo se proyecta”, explica Halpern. 

En cuarto básico, sigue, tratan la importancia de pensar antes de postear. En quinto, se enseña la empatía en el mundo digital, y cómo nace el ciberbullying cuando se pierde la empatía por el otro, y enseñan a identificar a la víctima, el victimario, la audiencia, y el rol que juega cada uno. “En el módulo del victimario, por ejemplo, les enseñamos que por lo general tiene problemas de autoestima y necesita pegarle o achicar al otro para hacerse más seguro”.

En primero medio comienzan directamente a concientizar sobre la sexualidad en internet y ver las consecuencias offline que tiene lo que se hace online, pasando desde los efectos del sexting hasta la pornografía y el efecto que tiene en el cerebro humano el consumirla

En segundo medio se enseñan las funas, cómo nacen, qué son y cómo se frenan; también se les enseña la presunción de inocencia y a reconocer fake news y el plagio. 

Halpern se emociona compartiendo pantalla del programa, que está lleno de videos, ilustraciones, actividades didácticas, en una plataforma amigable que tiene evaluaciones y seguimientos para los colegios y profesores. 

Ejemplo de una de las actividades para niños de kinder.

El programa también incluye una versión para padres, para que las familias entiendan el uso y el tiempo que se le debe dar a la tecnología. Y se complementa con uno de competencias parentales, que son exposiciones de expertos para hablar con los padres, madres y cuidadores por Zoom sobre cómo mejorar su relación con sus hijos en torno al uso de la tecnología. 

Todo se llama Programa de Alfabetización Digital Escolar (PADE) y el año pasado, cuando lo lanzaron oficialmente, cerraron con 25 mil estudiantes en distintos colegios de Chile. Este año ya van en 30 mil y la meta es llegar a 50 mil a fines de 2022. 

El 1 de mayo además lanzan el piloto de un nuevo programa dedicado a las adicciones a los videojuegos y es para aplicar a los alumnos de quinto a octavo básico. En este, el profesor ya no es el principal protagonista, sino que son actividades offline similares a las online y que te hacen adicto a un juego. 

“Es un modelo de educación con entretenimiento (edutainment) con un video interactivo que da instrucciones para que el video pueda seguir. Va a ser como un Netflix interactivo”, explica Halpern. 

México, EE.UU. y Colombia

Conversando con un amigo mexicano se les ocurrió trasladar el modelo a tierras aztecas, donde el bullying escolar y la violencia arrecia igual que en Chile y buena parte del mundo. 

Estuvo hace tres semanas en Ciudad de México, donde firmaron acuerdos para entrar a cinco colegios, uno de los cuales lo está implementando ahora y los otros cuatro lo harán en agosto, lo que sumará a cinco mil estudiantes con el PADE. También están conversando con una red de colegios para que lo implementen en la preparatoria (educación media) con un alcance de 4.500 alumnos más. 

Para adaptarse a la realidad mexicana, tuvieron que hacer algunas modificaciones en el contenido, pero “el foco y la esencia es la misma”, dice Halpern. 

SproutLab, liderada por Luis Fridman, CEO de Avantika TI, que es una aceleradora y soft landing para distintas empresas de tecnología que llegan a México, contrataron a los encargados de cada colegio y también ya gestionaron las primeras reuniones en Colombia y Estados Unidos. 

Porque como la mitad del programa está en inglés, ya que varios colegios en Chile imparten buena parte del programa en ese idioma, el objetivo es entrar a Estados Unidos probando en tres colegios. 

“Ya hablamos con la encargada en un distrito de Nueva York, que está interesada en aplicar este modelo en tres escuelas. La idea sería partir en agosto de este año con el piloto”, explica. Y el próximo paso es Colombia, que tiene una buena cantidad de colegios particulares y bastante desarrollo de edutech.  

El crecimiento, afirma Halpern, quiere que sea orgánico y no acelerarse más de la cuenta. “En educación, creo yo, no tiene que buscarse ser un unicornio o la rentabilidad per se, sino que optar por el bienestar de los niños. Por eso preferimos entrar en varios mercados, hacer el piloto, probar, mejorar y esperar a ver los efectos positivos en los estudiantes”.

Los emprendedores que crearon la primera carnicería en base a plantas

La idea nació cuando dos amigos y compañeros de una banda de metal, decidieron incursionar en la venta de productos de base vegetal. En conjunto -y con inspiración en negocios europeos y norteamericanos-, levantaron Machete, la primera carnicería vegana de Chile que busca romper esquemas y que saca cuentas positivas a dos meses de inaugurar. “Queremos que este formato haga ruido”, sentencia uno de sus dueños.

Tech de videovigilancia cierra alianza con productora de chips estadounidense

El 2018 empezaron a conectar cámaras de seguridad con un software para detectar incendios, eso los llevó a cerrar un contrato con 600 cámaras con la municipalidad de Las Condes para prevenir robos, y ahora están dando el salto a vender su producto en Estados Unidos gracias a una alianza con la productora de chips Blaize. Además, están ad portas de cerrar un levantamiento de US$ 600 mil con el fondo Discovery de la UC.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR