Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

Así fue cómo Komal Dadlani atrajo la inversión de Morgan Stanley a su startup Lab4U

Así fue cómo Komal Dadlani atrajo la inversión de Morgan Stanley a su startup Lab4U

La plataforma tecnológica educativa Lab4U, impulsada por la chilena Komal Dadlani (33), se convirtió en la primera startup nacional en ser parte de un exclusivo programa de aceleración de este gigante financiero. En cinco meses, el objetivo es fortalecer los planes de la compañía, con miras a llegar en el futuro a una apertura en bolsa o una operación de M&A.

Por: Natja Muñoz C. | Publicado: Sábado 19 de marzo de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Científica nacional hija de inmigrantes indios, con solo 26 años de edad, fue la primera chilena en ganar el prestigioso premio internacional Cartier Women’s Initiative Awards.

Komal Dadlani era una de las siete latinoamericanas nominadas en 2015 y resultó elegida como la flamante “mujer más emprendedora del mundo”, por su proyecto Lab4U, una plataforma de tecnología educativa que transforma los smartphones en un laboratorio de bolsillo.

A siete años de eso, Lab4U sigue marcando hitos para el emprendimiento nacional. Hace unas semanas, Dadlani -fundadora de esta iniciativa con Álvaro José Peralta- recibió la noticia de que su startup fue seleccionada para ingresar al programa de aceleración de Morgan Stanley, convirtiéndose en la primera firma chilena de este tipo en recibir una inversión del gigante estadounidense.

Desde su sede central en Nueva York -donde ahora Lab4U tiene un espacio de trabajo-, la empresa financiera impulsa un Laboratorio de Innovación Multicultural que apoya a fundadores de emprendimientos de todo el mundo. Uno de sus focos principales es buscar diversificar el perfil emprendedor, por ejemplo fomentando la inclusión femenina.

La iniciativa va en su séptima convocatoria y junto a Lab4U seleccionó otras siete startups más, de sectores tan diversos como tecnologías financieras, educación, energía, comercio electrónico y salud mental, entre otros. Todas en fase inicial y de alto crecimiento.

Desde que se creó, el programa ya suma 59 empresas participantes, las que tienen una valoración combinada de más de US$ 500 millones y que han recaudado más de US$ 100 millones de financiamiento adicional después de ser parte del programa.

“Sentía que estaba sudando”

Komal, bioquímica de la Universidad de Chile, postuló casi por casualidad. A mediados de 2021 una persona le recomendó el programa y ella, sin tomarle el peso completamente, comenzó a llenar los formularios. No tenía mayores expectativas. Tampoco entendía muy bien su importancia. Pero le llegó un correo, donde ejecutivos del banco la invitaban a una reunión virtual para conocer más sobre Lab4U.

El encuentro fue por Zoom. Kamal aún lo recuerda bien: había un comité de inversiones de más de 20 personas haciendo consultas de todo tipo. Duró más de una hora. “Me preguntaron de todo. Eran preguntas muy buenas, con mucho conocimiento de la industria y ambición de mercado. Yo sentía que estaba sudando…”, rememora.

Tras esa primera reunión, entendió la importancia de lo que estaba haciendo. Y de lo que podría lograr. “En la segunda entrevista nos pidieron los documentos de la empresa, de temas relacionados con inversiones, financieros, legales, contratos y proyecciones”, relata, y así fue avanzando hasta que llegó a un encuentro final.

En enero tuvo la primera noticia -de manera informal- de que había quedado seleccionada, luego en febrero ya le llegó una carta de intención de inversión y, hace unos días, firmaron los contratos.

La transformación del teléfono inteligente

Lab4U partió como una necesidad en 2013 y fue tomando vuelo. Fue prueba y error. Hoy está utilizándose en 43 colegios -directamente o con corporativos que auspician a algunas instituciones-, principalmente en Chile y México, con un impacto de unos 100 mil usuarios.

En 2015, cuando Dadlani recibió uno de sus premios -Cartier Women Initiative Awards 2015, Toyota Mother of Invention Award 2017, MIT Technology Review 35 Under 35 Leaders in LatAm, Ashoka Fellow, Young Global Leader del World Economic Forum, entre otros-, instalaron su casa matriz en California, Estados Unidos y comenzaron a entusiasmar a inversionistas, con capital ángeles y semilla entre 2016 y 2018.

Entre sus desarrollos está Lab4Physics, el cual permite ir descubriendo la energía, las ondas, las fuerzas y el movimiento en formas nuevas y emocionantes; Lab4Chemistry, donde se ven reacciones químicas cotidianas, soluciones químicas, concentración de muestras desconocidas, velocidad de reacciones y más. Junto a ambos, también está Lab4Biology, que ofrece explorar la microscopía usando solo un lente adaptable para la cámara de tu teléfono inteligente.

“Hemos validado el impacto pedagógico y social junto a investigadores de la Universidad de Chile y además tenemos un reporte de impacto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Ellos hicieron una prueba aleatoria de colegios con y sin Lab4U, y lo que encontraron es que los estudiantes que realizan más de tres experimentos con nuestro sistema, aumentan su interés por carreras de ese tipo, y aumenta su motivación por las ciencias y su auto concepto respecto de la ciencia”, comenta Komal.

Agrega que la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas son cruciales para el futuro.

“Somos una empresa de impacto social en educación y estamos pensando en el futuro de los jóvenes, de Chile y Latinoamérica, porque los países que más invierten en educación tienen más Producto Interno Bruto, desarrollo económico”, dice la emprendedora desde Santiago, donde se mudó desde Silicon Valley tras la pandemia para pasar más tiempo con su familia.

¿IPO?

Si la postulación fue intensa, lo que viene para Lab4U podría serlo más. El 15 de febrero comenzó formalmente el acompañamiento. Con sesiones online y presenciales -en las próximas semanas viajará a Nueva York-, Komal comenta que todas las semanas -y hasta julio- estarán con un equipo ejecutivo de Morgan Stanley.

“Será trabajo arduo para fortalecernos y aprender de ellos”, relata; los pondrán en contacto con posibles nuevos inversionistas, potenciales clientes, y entrarán directamente a ver las estrategias financieras, comerciales y de producto que tienen. “Todo esto tiene el objetivo de consolidar la compañía para el próximo paso de expansión”, recalca.

Luego de ese acompañamiento exhaustivo, uno de los directores de Morgan Stanley pasará a ser parte de Lab4U como un observador del directorio, para seguir el desarrollo de la iniciativa por un período más prolongado.

“Mantener a alguien de Morgan Stanley en nuestras filas nos ayudará en todo nuestro proceso de crecimiento para poder llegar a un debut en bolsa o una operación de M&A”, recalca, agregando que este objetivo final no tiene a priori un período definido para concretarse.

Mientras, esta edTech ya recibió su primera recomendación. Antes de apostar por nuevos mercados, hay que seguir expandiéndose en los que ya tiene presencia: Chile y México, además de comenzar a testear el modelo corporativo en Estados Unidos.

“El mundo cambió. Las empresas que van a ser más rentables son las que tienen impacto social, las empresas que van a ser sustentables en el tiempo, y serán donde el mejor talento va a elegir trabajar. Creo que Morgan Stanley está siendo visionario en invertir en compañías así”, dice.

¿Qué atrajo a Morgan Stanley? “Lo que atrae es la empresa, su misión, el equipo, la proyección financiera, los resultados, el impacto… es una combinación de factores. Además de la oportunidad de educación tecnológica, que con la pandemia ha sido acelerada y ha crecido enormemente”, concluye.

Mientras el proceso avanza, Komal decide cuál será su ciudad de destino: ¿Ciudad de México, Nueva York, California o Chile? Está por verse.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR