Click acá para ir directamente al contenido

Cultura

Emilio de la Cerda y su radiografía al patrimonio en Chile

Emilio de la Cerda y su radiografía al patrimonio en Chile

A pocos días del cambio de gobierno, conversamos con el actual subsecretario de Patrimonio Cultural, sobre lo alcanzado y lo pendiente. Espera que lo que venga en materia de patrimonio sea parte de una agenda que busca continuidad sin colores políticos.

Por: Francisca Maturana | Publicado: Sábado 5 de marzo de 2022 a las 04:00
  • T+
  • T-

Con la llegada de un nuevo gobierno, especialmente uno de oposición, la pregunta sobre la continuidad en los programas inevitablemente se hace presente. No es diferente en el caso del patrimonio, un tema que ha tomado cada día más relevancia en la agenda pública, especialmente tras el estallido social.

El arquitecto Emilio De la Cerda bien lo sabe: le tocó encabezar la subsecretaría de Patrimonio Cultural en marzo de 2018, una labor desafiante, ya que el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio había sido creado solo unos días antes. Mirando lo que fueron estos últimos cuatro años, conversamos sobre los logros alcanzados y los retos que aún quedan para Chile. 

“Fueron años de gestión muy desafiantes, muy bonitos. Desde el punto de vista de la instalación de un ministerio nuevo, nos tocó comenzar el proceso de esta estructura que venía a articular el antiguo Consejo de la Cultura, la antigua Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museo, y el Consejo de Monumentos Nacionales como una nueva forma ministerial que definía dos subsecretarías y un servicio del patrimonio. Implementar esto fue la primera gran tarea, junto con la instalación de equipos en las regiones”, cuenta.

Nos tocó, además, convivir con la realidad del país que se generó después del estallido social. Y eso, en el campo del patrimonio, tuvo un impacto fuerte, como es sabido. La cara más visible fue el daño a los bienes protegidos, y en un plano distinto, pero igualmente importante, una transición en la valoración de los bienes simbólicos y de los acuerdos que tenemos con respecto al patrimonio, que es un proceso que se detonó muy fuertemente a partir de octubre”, agrega.

Para Emilio uno de los puntos importantes, y en los que espera se siga avanzando, es la nueva Ley de Patrimonio Cultural, que actualmente tiene un proyecto de ley en el Congreso que ya fue aprobado, pero que ha avanzado mucho más lento de lo esperado. La actual normativa data de los años ‘70 y está basada en el decreto de 1925.

“Esperamos que la ley tenga un curso, porque la materia del patrimonio en Chile ya no aguanta más de centralismo y obsolescencia conceptual, de falta de herramientas de gestión y financiamiento adecuadas”, asegura.

Pasos adelante

Sin embargo, hay muchos otros proyectos en los que se lograron avances importantes. Desde regulaciones en el marco de la excavación arqueológica y paleontológica, hasta la agenda de infraestructura patrimonial.

Aunque el llamado a concurso público de arquitectura para los edificios públicos dedicados al mundo de la cultura y el patrimonio ya existía, en estos años se realizó un plan nacional de infraestructura patrimonial, que actúa junto a otros ministerios como el de Obras Públicas, la subsecretaría de Desarrollo Regional y el Ministerio de Bienes Nacionales.

Así se avanzó en proyectos como el Museo Regional de Atacama, que ganaron los arquitectos Max Núñez y Stefano Rolla, y que está en plena construcción. Y en otros que ya fueron adjudicados, como el Museo Regional de Ñuble, que desarrollarán Cristóbal Tirado y Alberto Moletto, y la Biblioteca, Archivo y Depósito Regionales de Los Ríos, en Valdivia.

Tras una consulta indígena realizada al pueblo Rapanui, se abrirá un concurso para un nuevo museo en la Isla de Pascua. Un paso importante y que está ligado a la agenda de restitución de bienes culturales.

El valor de la continuidad

Dentro de los casos emblemáticos, asegura Emilio, está el del Palacio Pereira, un proyecto de largo aliento, que comenzó con la compra del edificio en 2011, después el concurso en 2012, donde ganaron Cecilia Puga, Paula Velasco y Alberto Moletto, y su posterior inauguración con la Convención Constitucional.

“En infraestructura hay una agenda grande, que es parte de la instalación ministerial en todas las regiones”, cuenta Emilio, que asegura que otro de los grandes temas en los que se ha avanzado es en aquellos relacionados con la Unesco. Lograron retirar las salitreras Humberstone y Santa Laura de la lista en peligro e incluir a los asentamientos y la momificación artificial de la cultura Chinchorro como parte del patrimonio mundial.

En el caso del Consejo de Monumentos Nacionales se logró casi triplicar el presupuesto en estos años, pasando de 2.700 millones a 6.100, lo que permitió reforzar equipos, instalarse en todas las regiones, fortalecer las áreas que estaban más exigidas, como arqueología y arquitectura, y volver a instalar el área de gestión de riesgo.

“Para no estar siempre operando desde la reacción, sino también, aunque sea inicial todavía, tener iniciativas de emergencia para ir al rescate de sitios que no pueden esperar”.

Aunque ha habido grandes logros, De la Cerda dice que le hubiera gustado ver mayores avances en el tema de legislación. Sobre el próximo gobierno, cuenta que espera ver transición y continuidad en los proyectos.

Siempre un nuevo gobierno tiene la oportunidad y la responsabilidad de proponer agenda, eso es consustancial al cambio de administración, y especialmente cuando hay un cambio de sector de gobierno. Pero, por otro lado, esa agenda tiene que ir complementada con cosas que son permanentes de la labor del estado del patrimonio y que no aguantan un ritmo de cuatro años para dar frutos”, culmina .

El nuevo plan maestro del Persa Víctor Manuel

En enero de este año, la arquitecta Gabriela Medrano se convirtió en la primera directora cultural del Persa Víctor Manuel, con una misión muy clara: que la cultura tenga mayor visibilidad en este espacio y sea un polo imperdible dentro de Santiago.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR