Click acá para ir directamente al contenido

Cultura

Gonzalo Bascuñan: “El diseño chileno hace cada vez más ruido afuera”

Gonzalo Bascuñan: “El diseño chileno hace cada vez más ruido afuera”

La semana pasada se realizó una nueva edición de la Milan Design Week, la feria en que lo mejor del diseño mundial se toma la ciudad italiana. El diseñador chileno, quien vive en Milán hace varios años, participó en esta edición con dos piezas que hablan de minimalismo y nuestra relación con el medio ambiente.

Por: Valentina de Aguirre | Publicado: Viernes 17 de junio de 2022 a las 19:00
  • T+
  • T-

El diseñador industrial chileno (@studiogonzalobascunan) llegó a Milán a hacer una maestría en Service Design en la Universidad Politécnica de Milán y luego vivió tres años en Ámsterdam, trabajando en un estudio de arquitectura llamado Kossmann.dejong, donde se dedicó a diseñar espacios públicos en el aeropuerto Schiphol de Amsterdam.

Luego volvió a Milán y armó su propio estudio de arte y diseño en el barrio de Brera, donde trabaja en el campo de la consultoría creativa, el diseño de productos y el arte en espacios públicos. “Durante estos últimos años he valorado enormemente el principio de trabajo multidisciplinario que, en los tiempos modernos, es fundamental en muchas labores. Además, aporta a que el trabajo sea más preciso e interesante”, cuenta.

La semana pasada fue sin duda muy movida para Gonzalo, quien participó en la Milan Design Week con dos de sus más recientes trabajos. Uno fue la silla Carding Chair 2022, que pudo presentar en la galería Rossana Orlandi, una de las más prestigiosas de Milán, tras ser finalista en el concurso Ro Guiltless Plastic, en la categoría Mobiliario de Diseño Urbano 2022.


Esta silla nace como un llamado de atención muy claro. “Buscaba repensar nuestra relación con el planeta y la gran cantidad de ropa que es desechada y ‘botada’ literalmente al medio ambiente. El concepto fast fashion habla sobre la disponibilidad constante de nuevos estilos de ropa a precios muy bajos, lo que ha llevado a un fuerte aumento en la cantidad de prendas producidas, usadas y luego desperdiciadas rápidamente. Carding Chair invita a las personas a sentarse y repensar nuestra relación con el medio ambiente”, cuenta desde Milán.

Uno de los temas que preocupa al diseñador es lo que está pasando en Chile, en el desierto de Atacama. “Lamentablemente se ha convertido en un verdadero basurero. Cada año, se estima que 39 mil toneladas de ropa llegan al desierto. No se han vendido ni se han reciclado, son residuos de la industria de la moda, principalmente producidos en Bangladesh y China”, explica el artista.


El segundo trabajo de Gonzalo se presentó en Alcova/22, un espacio itinerante de vanguardia que forma parte del Salón del Mueble de Milán y que da gran importancia a la naturaleza y a la innovación. Ahí Bascuñan presentó Equilibrio, una colección de objetos de iluminación contemporáneos que, como nos cuenta, nace del concepto experimental design.

“Mi deseo de diseñar una línea de objetos absolutamente minimalista, utilizando formas geométricas, la línea y la esfera que, con diversas combinaciones, dan vida a diferentes objetos ligeros, donde cada uno de ellos comparte la misma sustancia”, cuenta.

Gonzalo cuenta que participar de la Semana del Diseño de Milán es una experiencia fantástica, porque permite estar en contacto con curadores, diseñadores, artistas y arquitectos. “Durante estos años he aprendido lo importante que es diversificar tu experiencia en cada situación y ser constante en el trabajo para lograr tus objetivos. Tener la oportunidad también de exhibir en una de las galerías más prestigiosas de Milán, Galería Rossana Orlandi, hace que todo esto sea una muy buena experiencia”, afirma.

Además de la Milan Design Week, el año pasado Gonzalo estuvo presentando una instalación lumínica en la Expo Dubai 2020: Flawless, Brightness of Nature, site-specific inspirada en el brillo de la naturaleza, que nació de la exploración de las áreas verdes del sur de Chile, que para Gonzalo son “espacios brillantes”.

“La pieza destaca el fenómeno natural de la fotosíntesis en la actividad de la flora, esencial para la vida en cada ciudad. Evoca un mensaje positivo de felicidad y anhelo innato para una conexión más fundamental con el mundo natural”, dice.

Después de tantos años viviendo en Italia -donde es profesor de diseño en el Máster Estrategia de Diseño e Innovación de Sistemas en Polidesign en la Universidad Politécnica de Milán-, ¿cómo ve el mundo del diseño en Chile? “El diseño chileno hace cada vez más ruido afuera, tanto en el ámbito gráfico, como en el industrial. Hace algunos meses, Chile fue unos de los países con más éxito durante la bienal de diseño en Londres”, explica.

Por ahora, Gonzalo quiere seguir trabajando en educación. “El trabajo con jóvenes creativos es sin duda es una de las experiencias más gratificantes, sobre todo al tratar distintas metodologías de diseño. Éstas son aplicadas a través de herramientas de estudios de usuarios que nos ayudan a tener una mayor comprensión del contexto y así desarrollar mejores productos y servicios en problemáticas, como son principalmente los temas relacionados con sustentabilidad”.

Aunque por ahora no tiene planes de volver a Chile, sí nos cuenta que cada vez viene por periodos más largos y más seguido, porque le parece importante mantener una conexión con el país. “Sobre todo en ambientes creativos y de educación, donde se permita compartir experiencias”.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR