Click acá para ir directamente al contenido

Cultura

Sofía Iturralde: “La palabra decorador nos quedó chica”

Sofía Iturralde: “La palabra decorador nos quedó chica”

La interiorista lleva cuatro años como presidenta de la Asociación de Decoradores de Chile, agrupación que existe desde 1995. Y este viernes acaban de culminar un largo proceso de renovación en el que, entre otras cosas, cambiaron de nombre e imagen.

Por: Valentina de Aguirre | Publicado: Viernes 29 de abril de 2022 a las 10:00
  • T+
  • T-

Hace tres años, Desafío Levantemos Chile contactó a la Asociación de Decoradores de Chile (AdD), entidad gremial sin fines de lucro que busca promover, apoyar y difundir el trabajo de los profesionales dedicados a este rubro, para arreglar un centro del Sename en La Pintana.

Cuando llegaron, se dieron cuenta de que más que arreglarlo, había que hacerlo casi de nuevo. Tras un levantamiento de información y después de conseguir materiales con sus auspiciadores, lograron cambiar todo el sistema eléctrico, agregar calefacción central con paneles solares, poner termopaneles y aislar algunas zonas con paneles SIP. También trabajaron junto con los niños.

“Ellos fueron nuestros clientes, se sintieron súper importantes”, cuenta Sofía Iturralde, presidenta de la AdD, y decoraron las cuatro casas.

Justo en ese momento, había muchas noticias en torno al Sename y los niños que vivían en este centro no querían ir al colegio, porque les hacían bullying. Al terminar el proyecto, la AdD siguió conectada con el centro y a los cuatro meses le pidieron un informe a la asistente social.

“Volvieron todos al colegio. Están orgullosos de tener una casa digna”, fue la respuesta, que emocionó a los miembros de la asociación. “Estas cosas te reafirman que uno realmente puede cambiar vidas. Tenemos mucha responsabilidad como interioristas”, dice Sofía.

Desde que asumió la presidencia del gremio, hace cuatro años, y junto al resto del directorio, su visión siempre estuvo puesta en lo académico, lo social y lo cultural, a través de alianzas estratégicas. Y además, decidieron hacer un gran trabajo de mirarse “hacia adentro” junto con una consultora, para descubrir en qué enfocarse y cuál era su proyección. “De todo este estudio salió una frase que nos identifica: nuestra misión es elevar la experiencia de habitar.

Eso resume lo que nosotros podemos dar como profesionales”, cuenta. Y esta fue una de las razones también para el cambio de identidad que presentaron este jueves: ahora son la Asociación de Diseño e Interiorismo de Chile (AdDI).

Como dice Sofía: “La palabra decorador nos quedó demasiado chica. Nosotros hacemos interiorismo. Somos responsables de un proyecto desde el día uno, especificamos todos los materiales, diseñamos y finalmente decoramos. Era momento de un renacer”.

Hoy, la AdDI cuenta con más de cien socios, entre diseñadores, arquitectos y otros profesionales que llevan muchos años dedicados al interiorismo, aunque sin estudios formales.

Y ese también ha sido el foco de este cambio que no solo es de imagen, también es de fondo: la asociación está buscando profesionalizar el trabajo de sus socios, a través de una formación continua. Aprovecharon la pandemia para organizar charlas y cursos que les permitieran ir especializándose cada día más, y también armaron dos ciclos de cursos para gente externa, dictados por miembros de la asociación.

Y siguiendo con el foco en lo social que han tratado de imprimir a su trabajo en los últimos años, están trabajando con Techo Chile en el primer proyecto de varios que tienen en carpeta: una sede comunitaria para un condominio en Maipú donde viven 104 familias. La idea es transformar esta sede en un espacio para la comunidad que sea realmente un punto de encuentro.

“Ya hicimos el levantamiento de sus necesidades, sacamos costos y hoy estamos consiguiendo el presupuesto con nuestros sponsors y a través de donaciones”, cuenta Sofía.

“La AdDI actualmente es una asociación conectada, responsable, íntegra. Estamos preocupados del resto, de conectar a la gente con la felicidad, con espacios que entregan este bienestar, y de democratizar el diseño”.

Este punto se hizo cada vez más evidente durante la pandemia, cuando la preocupación por los espacios habitables aumentó en el mundo entero. De acuerdo a Forbes, durante los últimos dos años más personas han contratado a diseñadores de interiores, invertido en remodelaciones o renovaciones y se han interesado por las tendencias en el mundo del diseño interior.

Sofía también reconoce que después de la pandemia, los han llamado muchísimo para mejorar casas y en estas conversaciones surgió la palabra que antes los interioristas no usaban tanto: habitar. “Es más allá que ocupar un espacio, es conectarte con él, es hacer familia, es hacer amigos. Es una palabra perfecta. Y hoy el habitar es también una responsabilidad para todos nosotros”.

El nuevo plan maestro del Persa Víctor Manuel

En enero de este año, la arquitecta Gabriela Medrano se convirtió en la primera directora cultural del Persa Víctor Manuel, con una misión muy clara: que la cultura tenga mayor visibilidad en este espacio y sea un polo imperdible dentro de Santiago.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR