Click acá para ir directamente al contenido

Lecciones de Vida

Carolina Goic: “Hay una fractura profunda en la DC”

Carolina Goic: “Hay una fractura profunda en la DC”

"Puse al país primero y reafirmé mis convicciones", así la Senadora se refirió a su decisión de votar en contra del proyecto que permite un cuarto retiro desde las AFP, y que generó una ola de críticas a su alrededor.

Por: Emilia Larrain | Publicado: Sábado 13 de noviembre de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

Esta sin duda ha sido una semana compleja para mí. El martes el Senado sometió a votación el proyecto del cuarto retiro, el cual fue rechazado tras contar con 24 votos a favor y 15 votos en contra, entre los cuales se encontraba mi nombre.

Puedo decir con firmeza que estoy tranquila de haber actuado a conciencia. Puse al país primero y reafirmé mis convicciones. Pero no deja de sorprenderme el tono del debate y las distintas reacciones que se presentaron después: amenazas, funas y críticas en redes sociales de mis propios camaradas me han hecho replantear lo que significa la política hoy en Chile.

Quizás ser el único voto de la oposición en contra me ganó el reproche de mi propio sector, pero yo no creo en un Chile donde la gente deje de hacer lo que cree por temor a la funa. Chile es un país libre, muchas personas han perdido la vida para que recuperemos la democracia y ese es el derecho a pensar distinto. Pero a la vez la intolerancia se ha convertido en norma y eso me asusta, especialmente para el futuro de la política.

La intimidación es algo a lo que estoy acostumbrada: ha estado en mi correo y redes sociales desde que fui candidata presidencial en 2017. Pero aunque soy capaz de entender las críticas ácidas, jamás aceptaré los ataques hacia mi persona, mi familia y mis bienes. Por eso cada una de las amenazas que me ha llegado la he denunciado a la PDI y espero que se investiguen.

No me deja de sorprender cómo la gente es capaz de escribir cosas sin muchas veces tomarle el peso, o cómo otros que tienen mayor visibilidad pública no se hacen cargo de cómo pueden generar estos disparadores en otras personas.

Me parece inaceptable cuando escucho a colegas o parlamentarios que instalan mentiras respecto de lo que he hecho y he votado. En Twitter un diputado escribió “ella está defendiendo el sistema de AFP”, cuando lo que yo he hecho, muy por el contrario, es plantear una alternativa para terminar con un modelo de pensiones que nunca he compartido.

Entonces lo que no puede pasar es que la crítica se funde sobre la mentira. Ahí hay dos temas, uno es el anonimato en las redes y segundo, son las falsedades que se han instalado incluso de colegas. Los emplazo a decir la verdad, creo que ese es el mínimo a exigir.

Otra acusación que me molestó vino de la diputada Pamela Jiles, quien hace un par de semanas dijo que me lamenté en todos los canales de TV cuando tuve cáncer y que ahora le estaba dando la espalda a las personas que esperaban el cuarto retiro para tratarse.

Eso fue un golpe bajo, no pienso que el cáncer tenga color político y es algo con lo que empatizo, solidarizo y no se lo desearía ni a mi peor adversario político. En los últimos años sacar adelante la ley del cáncer ha sido uno de mis principales objetivos y me enorgullezco de ser parte de un proyecto que beneficiará a miles de chilenos.

Aunque he recibido fuertes críticas de mi propia coalición también me han llegado mensajes de apoyo. Uno especial viene de una de las hijas de Andrés Aylwin que es una persona valiosa en nuestra trayectoria como partido y también varios otros camaradas que me respaldan. Hay miles de opiniones distintas y en eso está la riqueza de la política y de nuestro partido.

***

No tengo dudas de que Yasna es la mejor candidata en términos de tener un equipo preparado y de experiencia. Pero creo que los retiros han sido una trampa desde el punto de vista electoral, porque llevamos meses hablando de esto y no se han podido desplegar los programas que para mí son el punto fuerte de mi candidata.

No pienso que una candidatura presidencial se resuelva o defina en el voto de un proyecto. Dicho esto considero que siempre he sido una mujer bien disciplinada en lo partidario.

El 2017 me tocó encabezar una candidatura presidencial que fue complicada, en la práctica esa campaña puso fin a la Nueva Mayoría y significó un distanciamiento entre la DC y la izquierda. Desde entonces he tratado, en cada una de mis votaciones, participar con conciencia y cuidado, poniendo siempre el bienestar del país como fin último.

Esta semana el senador Huenchumilla planteó que la DC debería refundarse. Yo creo que el partido tiene que mirar hacia adentro con franqueza, hay una fractura profunda en la Democracia Cristiana, hemos ido perdiendo liderazgo y es evidente que hemos abandonado a nuestro electorado. No me puedo referir al partido como un todo: hay gente que valoro mucho, pero pienso que hay otros que deberían tener un mínimo tono fraterno.

Soy partidaria de tener un partido que mira a los desafíos del futuro, que se abre a la ciudadanía y no se mira el ombligo en cuestiones internas que solo debilitan. En los desafíos que tenemos con la revolución digital y lo que implican los acelerados cambios tecnológicos y globales, creo que hay una lógica anacrónica de cómo ha actuado el partido. 

Así como también tenemos que reconstruir la institucionalidad. Todos los procesos de definiciones de candidaturas han generado un daño interno importante del cual tenemos que hacernos cargo y espero que lo hagamos terminando las elecciones. Hoy es momento de estar detrás de nuestro candidato, pero al día siguiente tenemos que sentarnos y hacernos cargo de la situación de crisis.

La política tiene que hacer su trabajo, y eso no significa estar al son de lo que hoy es más popular en términos de ganancia electoral. Como políticos necesitamos recuperar esa capacidad de generar acuerdos a partir de nuestras diferencias para poner a Chile en el centro sin necesariamente hablar de izquierda o derecha. Además, la pandemia nos enseñó que aquí nadie se salva solo, que el cuidado de los otros depende del cuidado de uno.