Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

Las definiciones del nuevo hombre fuerte de Drake, el holding de Nicolás Ibáñez

Las definiciones del nuevo hombre fuerte de Drake, el holding de Nicolás Ibáñez

Nicolás Ibáñez aseguró que a fin de año se retirará de los negocios. Por ello armó una nueva estructura en Drake, su holding: creó el cargo de presidente ejecutivo y nombró a Richard Kouyoumdjian en el puesto. “Pasamos de un modelo en que gente asesoraba, a tener ejecutivos de línea”, explica el nuevo mandamás de la firma.

Por: María José López / Fotos: Verónica Ortiz | Publicado: Sábado 16 de octubre de 2021 a las 21:00
  • T+
  • T-

Detrás de la puerta del segundo piso de un edificio en Las Condes se divisa un grupo de cocineros dando forma a trozos de masa en un largo mesón rectangular, y en pocos minutos irán al horno para ser degustados por expertos: es la sala de entrenamiento de Papa John’s, desde donde se elaboran nuevas combinaciones de masas y quesos que podrían venderse en los locales prontamente.

Al frente hay otra oficina desde donde se exhibe un gran letrero con la imagen de un mar revuelto y sobre las olas, la palabra Drake, el holding del empresario Nicolás Ibáñez Scottque administra unos US$ 1.500 millones y controla Papa John’s, además de las compañías Manuka (15%), Colgram (50%), Inmobiliaria Indesa (50%), Aviasur (50%), la firma Glovo (5%) en España, el banco privado Hampden & Co. y la destilería The Borders en el Reino Unido. Desde agosto Richard Kouyoumdjian Inglis comanda este barco como presidente ejecutivo de Drake Chile, un puesto que antes no existía en la firma y que ahora es muy necesario porque él se retirará de los negocios a fin de año. O al menos bajará la intensidad.

Entonces, explica el ejecutivo, “¿por qué se creó este cargo? Porque pasamos de un modelo en que gente ayudaba y asesoraba, a tener ejecutivos de línea, que era necesario por el tamaño del grupo. Nicolás se dio cuenta que esto era necesario en el Drake actual”. Él, añade, viene a hacerse cargo de Chile, además de todas las inversiones directas “donde sea que estén ubicadas”.

En la oficina se ven cuatro banderas, entre ellas la de Chile y la de la Armada. “Son de Nicolás”, explica su nuevo ejecutivo quien, al igual que su jefe, coincide en la pasión por asuntos marítimos: bautizó el holding en honor al vicealmirante inglés Francis Drake.

Se conocieron en 2018 cuando Kouyoumdjian -quien entró a la Escuela Naval a los 15 años, fue oficial de marina y llegó al grado de teniente- ayudó a la Armada a desarrollar el relato para el mundo privado en un Icare del mes del mar. A Nicolás le llamó la atención. “Tiempo después me dijo que tenía la idea de formar un centro de estudios sobre temas de defensa, seguridad y relaciones internacionales”, relata. Juntos crearon AthenaLab, think tank especializado en estos asuntos, interés que profundizó con un Máster sobre Estudios de Guerra en el King´s College de Inglaterra. “Llega un minuto en que leíste y estudiaste todo lo que dicen MBA´s y esas cosas, y te das cuenta que para ser más completo, probablemente la formación está fuera de ese mundo. No soy el único que anda con esa chifladura, a varios le ha dado por ir a estudiar filosofía, por ejemplo”, complementa.

Desde su rol en AthenaLab suele escribir columnas en El Mostrador (ver recuadro) y en estos tres años ha tenido gran afinidad con Ibáñez. “Además del background naval y mamás escocesas, somos bastante similares en la forma de pensar. Lo que hacemos queremos que tenga impacto. Nos carga la pasividad, somos acelerados, dormimos poco (de 12 a 5 am generalmente), andamos siempre arriba de la pelota”, ríe. Y cuando en mayo el ejecutivo renunció a su antiguo trabajo en Indumotora, le comentó que “saldría al mercado a buscar pega”. A los pocos días, el empresario llegó con la oferta.

“Esto es nuevo para mí”

Los mercados en los que participa Drake son totalmente nuevos para Kouyoumdjian (casado, dos hijos). El ejecutivo, de descendencia inglesa escocesa (su apellido es armenio, pero su padre nació en Inglaterra), creció en Santiago y siempre estuvo muy ligado al mundo británico, tanto en educación como en pasatiempos y deportes (también fue maratonista). Su carrera, hasta ahora, estuvo principalmente ligada al sector financiero y automotriz: tras salir de la Marina -donde trabajó hasta 1994-, estudió un MBA; luego entró al Citi -donde llegó a ser CFO de Latam-, y en 2012 fue reclutado por el grupo Saieh en Corpbanca, donde estuvo hasta la compra de Itaú, en 2016. Su último puesto fue en Indumotora, de la familia Avayú.

Estos meses se ha dedicado a conocer los negocios que ahora encabeza: la primera semana recorrió las filiales que están en Santiago; Aviasur, en el aeropuerto, y Colgram y Papa John’s. “Me he metido en las fábricas, en las cocinas, ahí se aprende todo: de la masa al delivery”, aclara. Después viajó al sur, donde están las operaciones lecheras de Manuka. En Puerto Varas ha estado tres veces, la última fue la semana pasada. “Estuve dos días recorriendo la instalación. No puedes entender el negocio agrícola a no ser que vayas para allá y veas la sala donde ordeñan a las vacas y la tecnología que se está usando”, asegura. Y añade: “Llevo recién tres meses y estoy aún conociendo la operación. Pero a estas alturas ya me estoy haciendo una idea de la compañía y ahora entramos en la etapa de mirar las inversiones de cerca y entender si las queremos manejar así, o de otra forma, o si es la cantidad adecuada, o no”.

En estos meses Nicolás Ibáñez no ha estado en Chile, por lo que su comunicación ha sido remota. “Me he sentido bastante cómodo. Tener sintonía con el presidente de la compañía es relevante, hace más fáciles las conversaciones, le mete rapidez a los temas”, confiesa. Esta semana, los dos se encontrarán en Miami, donde está, dice él, el centro neurálgico de Drake desde hace cinco años y que maneja Edmundo González. “Ahí está la base administrativa y financiera de la empresa. Se hizo ahí por la facilidad que tiene Miami para trasladarse a Europa, Sudamérica. Ahora voy a a conocer al equipo”, comenta.

Después, su plan es volar a Europa: a España y Escocia, donde tienen inversiones. “En Centroamérica, España y Portugal la presencia De Papa John´s es muy grande. Y en Escocia, está el banco y destilería”, señala.

Además está el área filantrópica en Chile, que se administra través de Drake Foundation o de Chile+Hoy. Entre aquellos trabajos está la conservación: en total el grupo tiene 20 mil hectáreas -entre Magallanes, Porvenir, Aysén, Los Lagos-, y de ellas, dice el ejecutivo, 1/3 es productivo y 2/3 de conservación. “En algún minuto se decía ‘Nicolás Ibáñez se fue de Chile’, pero lo cierto es que Nicolás Ibáñez tiene un footprint aquí que es bastante más notable que muchos otros empresarios”, asegura.

Todo esto es lo que hay ahora, pero adelanta, podría crecer: “Pueden aparecer inversiones, ya sea en Chile o afuera”.

Pümpin y la política: “No soy de los preocupados”

En todo caso, aclara, “es apresurado hacer cambios en este momento. No solo en Chile está revuelta la cosa en lo político y en lo económico. Lo mismo sucede en varias partes del mundo. Hay sectores como el retail que está disparado porque tienes a la economía que está con morfina y a punta de incentivos que hace que la gente esté propensa al gasto. Pero hay que distinguir cuánto de eso va a quedar para el próximo año. Hay empresas que durante la pandemia desarrollaron fuertemente el músculo online y uno dice, ‘ok pero la gente en algún minuto quiere volver a las tiendas. Entonces, ¿cómo será el mix final? Hay que ser prudentes porque nadie sabe cómo será el futuro. Si alguien me dice ‘el futuro será así’, yo le respondo, ‘compadre, qué te fumaste, es un poquito apresurado’”.

“Además -añade- hay gente que se ha puesto nerviosa con la Constituyente, vienen elecciones de presidenciales y parlamentarias”.

-¿Es de los nerviosos?

-Ahora veremos los contenidos que ingresan a la Constituyente. Pero hay cosas que no dependen de lo que ahí suceda: el tamaño de la economía de Chile no depende de la Constituyente, con quienes comerciamos en el mundo tampoco; las relaciones con Argentina o China, no; y tampoco arreglará la situación en la Macrozona Sur. Hay que entender que la Constitución tiene sus limitaciones. Pero no soy de los preocupados. Las vacas siguen produciendo leche dos veces al día por más que la Constituyente pueda decretar lo contrario. Estos procesos son pendulares, hay que ver lo que pasó en el mundo, por ejemplo, en la Revolución Francesa: después de la revolución Francia volvió al mismo estado de siempre. La teoría del chorreo es cierta: las crisis siempre se producen cuando la economía está mal. El estallido social se produce cuando la economía no estaba bien y las expectativas del gobierno de Piñera no lo acompañó el ciclo económico internacional.

-¿Qué harán con Pümpin? En DF MAS reporteamos una nota en la que se aseguraba que el proyecto, pese a tener luz verde de la Corte Suprema, estaría desechado.

-Tanto Nicolás, Drake y yo, le tenemos un tremendo cariño a Valparaíso. Tenemos familias y pasado ahí, mi bisabuelo (Maurice Inglis) llegó de Escocia y fue ministro de la iglesia presbiteriana de Valparaiso. Mi mamá fue al colegio en Viña, le tenemos mucho cariño, pero vemos que no se le da la posibilidad a los privados de ayudar en el desarrollo. La destrucción de Valparaiso, da pena. El Parque Pümpin era una posibilidad de desarrollar Valparaíso manteniendo el parque. Pero tenemos paciencia, no estamos apurados.

-¿No está desechada la idea entonces? El empresario inmobiliario Cristián Hartwig está interesado en adquirir el proyecto.

-Si se puede hacer algo con él, fantástico. Pero hemos esperado varios años y podemos esperar un par más. Y si no quiere, veremos.

-Él podría querer ir solo...

-Si Hartwig compra, compra un proyecto que está reformulado de acuerdo a la conciliación que se hizo con la Corte Suprema y que rechazó el municipio. Entonces, no sé qué hará. Nosotros no dejaremos botado Valparaiso, pero hay que entender bien los fallos y ver si nos podemos sentar a conversar con el alcalde (Jorge Sharp, ex Frente Amplio), el gobernador de Valparaíso y entender la realidad.

-Hartwig ya pidió reunión. ¿Ustedes?

-No. Estamos en reflexión. El fallo salió hace poco. No hay que tomar decisiones estratégicas sobre caliente. Hay que esperar que se calmen las aguas. Y las aguas van a estar un poco revueltas porque hay elecciones en Chile en un mes más. Pero no soy del tipo de personas que dice, ‘se vende mañana Pümpin’. No, tranquilos.

-Entiendo que Ibáñez no estaba dispuesto a ir a contrapelo con la comunidad.

-Cuando llegue yo a mi propia conclusión te la cuento. La Corte Suprema falló a favor. El concejo votó 11 en contra, 0 a favor. Los pobladores más ruidosos te dicen que no están de acuerdo, hay que meter todo eso dentro de la juguera y ahí decidir. Si lo desarrollamos, probablemente la pista va a ser difícil. Pero el grupo no abandonará Valparaíso.

Y retoma: “Lo importante es entender: ¿qué significa desechar? Puede que deseches el proyecto original y vayas por otro. Hay que encontrar algo que sea razonable para Valparaíso. Whatever that means. Puedes decir ‘no se hace el proyecto tal como está diseñado’. Pero puedes hacer algo distinto, porque el parque sigue siendo nuestro”.

En todo caso, aclara el ejecutivo, “dentro del portafolio global de Drake, Pümpin no es muy grande. tiene un efecto más político que de negocio. No es lo que más me quita el sueño. Hay cosas que son más importantes hoy y por estar dedicando todo el tiempo para soluciones a Pümpin, puedes terminar descuidando otras. Somos una firma de inversiones y no tenemos que perder el objetivo. Y lo económico que no haga sentido, hay que reformularlo para que haga sentido”.

-¿Por quién vota?

-No lo tengo claro. No por Boric ni por Yasna, eso sí lo tengo claro.

-¿No descarta a Sichel luego del episodio en que se vio envuelto esta semana (fue acusado de financiamiento ilegal de su candidatura a diputado en 2009)?

-Uno quisiera que los candidatos salgan del freezer directo a las elecciones, que no tengan pecado alguno, y eso no existe. Los tienen Sichel, Kast, Yasna, Boric...

-¿Es de los que teme que gane Boric?

-No. Con Castillo en Perú la gente estaba muerta de susto, y no pasa nada. Una cosa es la campaña política y otra cosa es con guitarra. El temor a Boric es que representa a un mundo que no es muy organizado ni formateado, asegurar gobernabilidad no va a ser simple. Pero si sucede… las vacas van a seguir dando leche, el cobre va a seguir a un 4,2 y el precio del dólar lo fijan los mercados.

-¿No es de los que piensa salir de Chile si eso sucede?

-Drake tiene oficinas en el mundo, me podría ir a cualquier país. Pero estoy acá, mis niños van al colegio acá. Puede que haya algunas partes de Europa y EEUU que sean más tranquilas, pero por mis antiguas pegas he visto la realidad en la región, y en comparación con el vecindario, estamos bastante mejor aquí todavía.

 


Estado de sitio en el sur: “es poco inteligente”

Por su experiencia y estudios de defensa y en conflictos modernos, esta semana publicó una columna en la que critica la decisión del gobierno de declarar Estado de Emergencia en la Macrozona sur. Aquí lo explica: “encontré poco inteligente la medida. Es tirarle un paracetamol a esto. Son unas pequeñas vacaciones para los insurgentes y los revoltosos, y en 30 días, cuando se vayan los militares, vuelven”.

La situación es compleja, obliga a tener un diagnóstico común y hacer un parlamento con el pueblo mapuche como en el comienzo de la República. Significa restablecer las bases de la convivencia en la zona sur y para ello hay que sentar a representantes de al menos 30 o más comunidades a conversar con agricultores, comerciantes, madereros y todos los que quieran participar, y hacer un parlamento a la antigua.

Yo siempre pregunto: ¿si usted fuera mapuche, qué haría? Es re fácil opinar de afuera, yo no tengo ni una gota de sangre latina, ni menos mapuche, no puedo pretender sentir el problema de La Araucanía como lo siente alguien que vive allá, pero sí puedo entender que no se resuelve de la forma en que se está haciendo. La insurgencia es de origen político y requiere de soluciones políticas, en donde el uso de la fuerza puede ser uno de los elementos, pero no el único y su efectividad está comprobada que es limitada.


La reorganización del buque y el nuevo rol de Eguiguren

En paralelo a la llegada de Kouyoumdjian, Drake se estructuró en cuatro áreas de negocios, cada una a cargo de altos ejecutivos. En Agronegocios -el área agrícola y láctea que incluye Lácteos Tronador, la participación en Manuka y la forestal Bopar- asumió Pablo Canobra, ingeniero civil industrial de la U de Chile, MBA de Tulane, que llegó en septiembre de 2020 al cargo.

En el área Food Service -la franquicia Papa John’s-, aterrizó en mayo Ignacio Astete como CEO de esta área. Para Real Estate en Chile, en junio asumió Alfredo Achondo, ex CFO de Compara Online, ex Odisea (Bancard), y ex IM Trust Credicorp. El manejo de su porcentaje en la plataforma española Glovo (de delivery) quedó a cargo de Edmundo González.

Antes de esto, el abogado Alberto Eguiguren tenía un rol clave en las empresas como asesor de Ibáñez y director.

-¿Es cierto que se pelearon?
-No, primero, él no ha salido de acá, solo salió del directorio de Colgram y no ha perdido su rol de asesor legal junto a su oficina. Pero sí hubo un orden de estructura interna que se requería para la siguiente etapa de Drake en que se necesitan grupos más chicos de ejecutivos, y no tiene sentido pagar asesorías externas, es como pagar dos veces. La idea del nuevo modelo de Drake es ir de asesores part time a ejecutivos full time.

El círculo de hierro de Jorge Andrés Saieh en medio de la crisis del grupo

Instalado en Chile -pese a que se comentó que estaría en EEUU-, el hijo del fundador del grupo ha liderado conversaciones con acreedores para aminorar los impactos y cerrar cuanto antes los frentes judiciales. Quienes lo han visto, dicen que el tono ha cambiado: hoy está más dialogante y busca, incansablemente, consensos.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR