Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

Gonzalo y Carlos Yarur Ready, a la cabeza de los negocios familiares

Gonzalo y Carlos Yarur Ready, a la cabeza de los negocios familiares

Tras la muerte de su padre, Juan Carlos Yarur Rey, sus hijos Gonzalo y Carlos Yarur Ready, encabezarán los negocios familiares.

Por: Nicolás Durante | Publicado: Viernes 14 de enero de 2022 a las 15:27
  • T+
  • T-

Este lunes a las 14:30 horas fueron los funerales de Juan Carlos Yarur Rey en la parroquia San Juan de Vitacura, donde se vio a casi toda la familia y cercanos. Están afectados por la partida del patriarca, dicen en el círculo familiar, sobre todo porque Yarur Rey era muy cercano a sus cuatro hijos (Andrea, Virginia, Carlos y Gonzalo) y sus 16 nietos, además de su esposa, la galerista Patricia Ready. 

Ahora, Gonzalo y Carlos liderarán los negocios familiares.

El turno de Gonzalo

Metódico y detallista. Esas son las dos palabras que más se repiten a la hora de describir a Gonzalo Ignacio Yarur Ready.

Desde el 2009, cuando Gonzalo -abogado de la Universidad Gabriela Mistral con postgrado en la Universidad de Los Andes- tenía 36 años, comenzó a involucrarse decididamente en las empresas del grupo. El menor del clan (hoy tiene 49), junto a su hermano Carlos (53 años), han sido los más presentes en los negocios de la familia. Y así lo decidió el padre, nieto de Juan Yarur Lolas, el fundador del Banco BCI y de una industria textil que se expandió por Chile, Perú y Bolivia. 

Las operaciones de negocios, los Yarur Ready las hacen a través de su holding de inversiones Cerro Sombrero. La propiedad de la sociedad de inversión se reparte así: Carlos y Gonzalo tienen el 29% cada uno, y las hermanas Patricia y Virginia, el 18,5% cada una. Según una publicación en el Diario Oficial, Cerro Sombrero tiene un capital de US$ 54 millones. 

Desde ahí participan en el pacto controlador del BCI, también en Empresas SB y Chilean Grape Group, que agrupa marcas como Morandé, Vistamar y 7Colores, exportando vino embotellado a más de 20 países, además de controlar Empresas Lourdes, principal exportadora de vino y jugos concentrados a granel de Chile.

Pero es una empresa en particular donde Gonzalo Yarur -quien en los últimos años ha compartido su residencia entre Chile y Miami, en Estados Unidos- ha puesto buena parte de sus fichas. Se trata de Relsa, que arrienda flotas de vehículos a empresas y que tiene operaciones en Chile, Perú y Colombia. Esta firma, que el 2017 se fusionó con la división de leasing operativo del francés BNP Paribás, Arval, ha sido uno de los principales orgullos de Gonzalo, cuentan cercanos. 

Él mismo participó activamente de la conformación de la alianza con la marca gala y ha estado en el desarrollo de toda la estrategia de expansión. De hecho, en publicaciones de medios chilenos y extranjeros, Gonzalo Yarur aparece en eventos sociales en Lima o dando cuenta del crecimiento que sostiene Arval Relsa.

Además, el menor de los Yarur Ready fue quien empujó el ingreso de la compañía al capítulo chileno del pacto global de la ONU, y ha estado enfocado en hacer crecer la flota eléctrica de la firma. Ese, dicen en el entorno, es su principal logro hasta ahora. 

Competidores de la firma revelan que Relsa tiene “caja” para crecer y seguir la expansión. Eso, ahora podría reactivarse. 

Carlos, de bajo perfil

Lo automotriz, en todo caso, no es ajeno para los Yarur Ready. En los 90, Juan Carlos Yarur Rey junto a la familia Ayavú, de Indumotora, crearon la Automotora del Pacífico, que comercializaba vehículos en el país, y también fundaron Forum, la que se convirtió en una de las principales empresas de financiamiento de vehículos en el país. En 2006, BBVA compró la mitad de la operación en cerca de US$ 80 millones y terminó de tomar el control en 2016 por otros US$ 120 millones. 

En esa venta, también Gonzalo fue clave en cerrar el deal con el banco español. 

El primer hombre de la familia, tercero en orden de nacimiento, tiene los nombres del padre al revés. Carlos Juan es ingeniero comercial y MBA de la Universidad Católica, y también opera en el holding familiar.

Una de sus principales ocupaciones está en Empresas SB, la firma que aglutina a marcas como la farmacia Salcobrand, Preunic y DBS, entre otros, donde es director. Se involucra a fondo en la cadena de salud, dicen conocedores.

Más bajo perfil que su hermano, Carlos Yarur también es socio con Gonzalo en la firma de vuelos privados en helicóptero Alas del Sur, que fundaron en 2013, y que opera en las regiones australes del país. 

Virginia, la mayor de los Yarur Ready, no participa en los negocios. Lo suyo son los caballos, en una carrera que la ha convertido en una destacada adiestradora en categoría dressage. Oficialmente es amazona de doma clásica. De hecho, el año pasado clasificó al mundial de Tokio en el equipo chileno junto a su caballo “Ronaldo”, donde se convirtió en la primera chilena en clasificar en la disciplina en unos Juegos Olímpicos desde 1968.

A pesar de participar de cinco rondas y sumar 66.227 puntos, no logró avanzar de fase y entrar en la final de doma ecuestre. “Representar a mi país en unos Juegos Olímpicos ha sido el sueño de mi vida”, escribió en su cuenta de Instagram.

Apoyada por sus padres, ha contado en entrevistas, empezó a montar a los ocho años y se inició en el salto ecuestre, disciplina por la que obtuvo más de 50 premios nacionales y extranjeros. En varios entrenamientos en el Club de Polo San Cristóbal, se ve a los Yarur Ready alentando a Virginia. 

Otra de las actividades en la que todos los Yarur Ready participan activamente es en el mundo del arte. La madre, Patricia Ready, es una de las principales galeristas de Latinoamérica, y su esposo, Juan Carlos Yarur, fue uno de los principales benefactores con beca a artistas emergentes a través de la fundación Arte+, de la revista especializada La Panera y de la galería de Ready, ubicada en Vitacura.

Su hija, Andrea, educadora de Párvulos de la Universidad Gabriela Mistral, es quien más participa en la galería junto a su madre. 

Complejo 2020 y 2021

Ready estuvo envuelta el año pasado en una polémica luego de conocerse que se adjudicó del orden de $ 100 millones de fondos concursables de cultura. Al interior de la familia el episodio fue doloroso y crudo, relatan cercanos, pero no se desanimaron porque, dicen, el trabajo que han hecho ha ayudado a posicionar a artistas chilenos en las ligas mundiales. 

Se defendieron diciendo que con los fondos adquiridos la galería “busca promover el trabajo de artistas contemporáneos, propósito que hoy cobra aún mayor relevancia teniendo en cuenta el contexto de crisis económica derivado de la pandemia y seguiremos apoyando al talento nacional que hoy más que nunca necesita de este respaldo”.

De hecho, por la pandemia y la obligación de tener la galería cerrada, Ready mandó a sus cercanos y conocidos un book con cientos de artistas emergentes y consagrados y ofrecía vender las obras sin la comisión de galerista (cerca del 35% de la obra), con lo que todo lo recaudado iba directo al artista. 

Pero ese no ha sido de los episodios más duros que ha tenido que enfrentar el clan familiar. En marzo de 2020, la misma Patricia Ready se enfermó de Covid en un viaje a Madrid y pasó varios días en la clínica, cuando recién la pandemia arribaba al país. 

Otro de los malos momentos que vivieron el año pasado fueron las investigaciones que enfrenta el exalcalde de Vitacura Raúl Torrealba, quien es padre de Francisca Torrealba, la esposa de Gonzalo Yarur. Ambos clanes, los Torrealba Simonetti y los Yarur Ready, son muy cercanos.

Tras la publicación de esta nota, Carlos y Gonzalo Yarur Ready enviaron esta aclaración a DF MAS:

"En relación con la nota publicada, queremos aclarar enfáticamente que tanto Carlos como Gonzalo Yarur comparten el mismo porcentaje de participación en los activos de la familia, así como también igual nivel de responsabilidades en los diversos negocios, y por tanto no existe un único continuador de los negocios de Juan Carlos Yarur Rey”.

Jacky Teplitzky, la chilena en la cima del mundo inmobiliario de Nueva York

Nació y vivió en Santiago; luego recaló en Israel y Europa, hasta que se mudó a Nueva York, donde logró hacerse un nombre en el mundo del corretaje de propiedades. Hoy dice que hay grandes oportunidades para invertir en la Gran Manzana ante la fuerte alza de precios de las propiedades en Florida, el estado favorito, hasta ahora, de los chilenos.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR