Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Hermanos Vial Concha comienzan a tomar las riendas de Agrosuper

Hermanos Vial Concha comienzan a tomar las riendas de Agrosuper

Tras un febrero de luto por el fallecimiento de Gonzalo Vial, el fundador de la compañía, comenzaron los contactos entre los cuatro hijos del empresario para decidir los caminos a seguir en el gobierno corporativo. Y aunque aparte de los herederos directos ya hay 16 miembros de la tercera generación, sobre la mesa está no hacer cambios drásticos en el directorio de Agrosuper y que el presidente sea alguien ajeno a la familia.

Por: Azucena González | Publicado: Sábado 30 de marzo de 2024 a las 21:00
  • T+
  • T-

“Estoy emocionado. Se lo dedico a mi ‘Tata’ por supuesto, y a toda la gente del criadero Lo Miranda y del criadero Las Callanas, y a mi familia”, decía Gonzalo Vial Lira en unas declaraciones fechadas el 12 de marzo pasado -vertidas en el portal Caballo y Rodeo-, y se daban en el contexto del triunfo obtenido por él en la Medialuna El Convento, junto al jinete Diego Meza.

Gonzalo Vial Lira es el segundo de cinco hijos de Gonzalo Vial Concha, el menor de los cuatro que tuvo el empresario Gonzalo Vial Vial, forjador del gigante Agrosuper, fallecido a los 88 años el martes 30 de enero. Tras su partida, este imperio en la industria de la proteína animal que el patriarca creó -y que también integra la compañía salmonera AquaChile, entre otros negocios- ahora depende de sus cuatro sucesores. En orden: María Cristina (65); María del Pilar (64), María José (62), y Gonzalo (61).

De cara a la siguiente junta de accionistas que viene en abril, están imbuidos en un proceso en el que comenzaron a tomar decisiones en torno a cómo proseguir el gobierno corporativo en estas compañías, ya sin el fundador. Estos hijos Vial Concha -coinciden varios cercanos- están buscando caminos en pos de dar pasos prudentes, en consenso y que den continuidad a la compañía creada en 1955.

Doñihue entra a jugar su rol

Fallecido Gonzalo Vial Vial y sin haber un director suplente previsto que lo haya reemplazado, ni tampoco haberse nombrado un director en la sesión de directorio ocurrida a inicios de marzo, lo que legalmente corresponde es que en la junta de abril se renueve por completo la mesa directiva.

Y por primera vez entrarán a operar los lineamientos que dejó establecidos el patriarca. Uno de ellos son las normas en Promotora Doñihue, la sociedad aguas arriba de Agrosuper, que detenta el 98,48% de la propiedad de la firma productora de carnes, y que detalla la gobernanza entre los hermanos de cara a los negocios.


Te puede interesar: ¿Viña tiene Festival? Licitación vive complejo momento


Del mismo modo, coinciden varias personas consultadas por DF MAS, lo que formalmente correspondería es que cada uno de los cuatro hermanos Vial Concha designe dos directores en Agrosuper, enterando entre todos ellos ocho representantes, de 10 cupos totales de esa mesa. Y el noveno y décimo deberían ser designados por mayoría de votos. Esto se replica en la salmonera AquaChile, que es 100% propiedad de Agrosuper.

Claro que eso es en lo formal, pues testigos directos de este proceso indican que dado lo reciente del fallecimiento del fundador a fines de enero -tras un febrero que para los hermanos no existió, cada uno viviendo su duelo-, recién en marzo ocurrieron los primeros contactos y acercamientos entre hermanos.

Y en primera instancia no habría ánimo de hacer grandes transformaciones a nivel de directorio. Sobre todo, considerando que con la actual conformación Agrosuper ha funcionado bien y que de los nueve integrantes vigentes -tras la muerte del fundador- cuatro son familia y cinco son profesionales independientes de vastísima experiencia.

De la familia, los hermanos María del Pilar, María José y Gonzalo Vial Concha, mientras por la rama de María Cristina, su marido Andrés Vial Sánchez es quien está en el directorio. A ellos los acompañan los independientes Canio Corbo Lioi, Antonio Tuset, Juan Claro, Verónica Edwards y José Guzmán.

En ese marco, el escenario que hasta ahora está sobre la mesa es mantener a los cuadros actuales, incluso con la posibilidad de rebajar el número de la mesa de 10 a nueve -de modo de no adicionar a nadie externo-, y que el presidente surja de los independientes, no de los hermanos o familia, pues cada uno de esos profesionales externos son “excelentes” cartas para conducir la compañía, dice un testigo.


Te puede interesar: De la TV al mall chino: La receta personal del chef Yuhui Lee


“Yo no haría cambios, eso hay que dejarlo para una segunda etapa”, opina un cercano y conocedor de estas conversaciones iniciales, quien apunta a que recién en aquella segunda fase más adelante se podrían incorporar transformaciones más profundas, como que alguno de los integrantes actuales cumpla su ciclo -Canio Corbo Lioi y Antonio Tuset, por ejemplo-, o que se integren miembros de la tercera generación. Ya varios de estos últimos están insertos en el mundo profesional, pero aún les falta foguearse (ver recuadro).

En ese esquema, José Guzmán Vial, ingeniero agrónomo UC, histórico ejecutivo de la compañía, quien se unió a Agrosuper en 1989 y fue su CEO entre el 2000 y el 2020, no estaría considerado para un cambio de rol a la presidencia. Hoy es miembro del directorio y vicepresidente, pero por su raigambre ejecutiva de años en la firma, hay testigos que afirman que lo sano es mantener contrapesos. Un testigo afirma que ni Guzmán está interesado en cambiar de rol y hay hermanos que tampoco creen conveniente dar un paso en esa línea.

La inmersión a las mujeres de la familia

De los directores independientes, la única mujer es Verónica “Coca” Edwards, ingeniera comercial UC, quien fue socia y directora ejecutiva de Adimark por 30 años, y quien ha tenido vastísima experiencia en directorios y en industrias tan disímiles, como Ripley y CMPC Tissue, y, en el pasado, en D&S.

Su presencia en la firma no surgió al azar. Testigos y amigos del desaparecido Gonzalo Vial Vial rememoran que cuando en 2010 emprendió el proceso de profesionalización de Agrosuper -con la asesoría y apoyo del abogado Fernando Barros Tocornal, experto en estos temas familiares y de planificación en el manejo patrimonial-, buscó exprofeso a esta profesional, quien sorpresivamente fue invitada por el empresario a charlar con él.

“Era finales de 2010, yo todavía trabajaba en Adimark y Gonzalo Vial me pidió una reunión. Yo pensé que quería un estudio de mercado, y llegué con mi cuaderno y mis lápices para escribir lo que necesitaba. Y me invitó a ser directora a Agrosuper. Me quedé de una pieza… no lo esperaba para nada. Entonces, me dice: ‘Estudié toda tu carrera’”, rememoró la propia Verónica Edwards a DF MAS cuando recién había fallecido Gonzalo Vial.

El trasfondo de aquella invitación -confidencia un amigo de Gonzalo Vial Vial-, fue un cuidadoso diseño que buscaba que una mujer pudiera actuar como referente y acompañara el proceso de integración de sus hijas a la mesa directiva. “Que no se sintieran incómodas en el directorio”, refiere este cercano.

Y en efecto, ese mismo 2010, dos de las tres hijas, María del Pilar y María José, comenzaron a asistir a las sesiones de directorio de Agrosuper, sin ser nombradas directoras formalmente hasta 2020. María del Pilar comenzó a participar como miembro del directorio de AquaChile en 2019 también. María Cristina, la mayor, y quien dicen cercanos era la más apegada a su padre, optó en esa oportunidad y hasta hoy por ser representada por su esposo.

Y recién el 26 de octubre de 2023 y tras desarrollar una vida laboral independiente y con sus propios negocios, Gonzalo Vial Concha se sumó al directorio de Agrosuper, cumpliéndose el sueño del fundador -en vida- de tener a sus cuatro hijos representados en la mesa de la compañía.

Como parte de este diseño en Agrosuper, el fallecido Gonzalo Vial Vial nunca quiso contratar familiares o amigos en la compañía en cargos ejecutivos, convencido de que en general podía ser fuente de potenciales problemas o conflictos. De hecho, sólo su hijo Gonzalo Vial Concha trabajó un breve período en Agrosuper, en su juventud, en el área de Producción Animal, pero luego emigró a sus propios proyectos. Hoy hay sólo un caso de un miembro de la familia en un área del grupo y es de la tercera generación (ver recuadro).

Cocha y vinos

Quienes conocen a las hermanas indican que son personas muy sencillas, quitadas de bulla y que esta exposición no buscada les resulta totalmente ajena a su ritmo de vida. Ex alumnas del colegio Instituto Inglés, de Rancagua, y luego del Villa María Academy, en Santiago, ellas cumplieron distintos roles en relación con su padre.

Un cercano explica que, por ejemplo, Cristina era la más cercana en los temas de acompañamiento a rodeos y otras actividades afines. Mientras María José -quien trabajó en Cocha-, fue bastante proactiva en los negocios familiares, y que sin tener algún cargo formal visitaba plantas y se interiorizó de algunos negocios.

Personas relacionadas dicen que incluso tuvo particular afinidad con la Viña Ventisquero, una compañía también creada por su padre, lo que pudo deberse a su propia historia familiar, pues ella estuvo casada con Emilio Cousiño Valdés, uno de los hermanos gestores de la Viña Cousiño Macul y otros negocios inmobiliarios, sexta generación de esta señera familia descendiente de Luis Cousiño e Isidora Goyenechea.


Hay 16 integrantes de la tercera generación

En la actualidad, ya hay una tercera generación emergiendo de esta familia empresaria: 16 hijos entre los cuatro hermanos Vial Concha. De María Cristina, son María Jesús, Francisca y Juan Pablo Vial Vial. De María del Pilar, cinco descendientes: María Catalina, Martín, Agustín, María Antonia y Francisco José Zegers Vial. De María José son María José, María Elisa y Sofía Cousiño Vial. Y de Gonzalo, están Paulina, Gonzalo, Diego, Sergio y María Cristina Vial Lira.

De esta tercera generación, ya hay algunos que por edad han tenido su propio vuelo profesional. Un botón de muestra es, por ejemplo, Martín Zegers Vial, hijo de la “Pilo”, un ingeniero industrial UC, con especialidad en Transporte y Logística, que en el pasado reciente trabajó en el fondo Southern Cross, en específico en el área de la distribuidora de combustibles Esmax y por esa vía fue partícipe dentro del staff de profesionales que estuvo en el proceso de venta de esta compañía a la saudí Aramco. Hoy está radicado en Londres, estudiando un MBA en el London Business School.

Otro caso es el de Francisco Zegers Vial, quien trabaja en AquaChile, radicado en Estados Unidos, en la oficina internacional de la firma salmonera.

Juan Pablo Vial Vial es abogado y tras trabajar en el estudio Barros & Errázuriz, partió a estudiar un MBA a España y recientemente está de vuelta en Chile. En su LinkedIn aparece en diciembre de 2023 formando su propia firma Va Legal.

Los hijos varones de Gonzalo, a su vez, están todos ya trabajando con su padre en el Grupo Graneles. Sergio, quien estudió Agronomía, tras pasar por varias áreas del negocio, hoy ocupa un sillón como director, en reemplazo del abogado Luis Hermosilla, quien renunció a esa mesa tras el llamado Caso Audio.

Diego está más bien concentrado en el área activos, en pos de agregarle valor a los múltiples inmuebles e instalaciones del Grupo Graneles. Y Gonzalo, tras desarrollar su propio emprendimiento de importación de carnes -Mahuida-, ahora se está integrando a la estructura de Graneles.


Entran en plenitud los “socios fundadores”

El 22 de abril de 2020, en una notaría de Rancagua, quedó esbozado el plan de sucesión que el patriarca Gonzalo Vial Vial diseñó para Promotora Doñihue Limitada, la sociedad que controla Agrosuper, con el 98,48% de la propiedad.

El documento corresponde a una modificación de estatutos de Promotora Doñihue -que había sido constituida en 1993-, la que versó sobre su administración, atribuciones y un directorio que la administre “para el evento que el socio Gonzalo Vial Vial no pueda desempeñar sus funciones”.

Asimismo, en dicho texto se amplió el plazo de duración de la sociedad en 10 años, y se establecieron eventos de disolución anticipada y cláusulas arbitrales, entre otros aspectos.

En el detalle, se incorpora un acápite en que la administración recaiga en un directorio, “en el evento en que el socio administrador don Gonzalo Vial Vial no pueda desempeñar sus funciones ya sea por renuncia, fallecimiento, o incapacidad sobreviniente. En ese caso, la administración corresponderá a un directorio integrado por cuatro miembros”.

Este directorio será integrado por los cuatro hijos de Gonzalo Vial Vial -María Cristina, María del Pilar, María José y Gonzalo Vial Concha-, que individualiza como los “directores fundadores”, y que podrán a su deseo y de no querer ejercer el cargo, designar a un “director delegado”.

Estos directores fundadores durarán indefinidamente en sus cargos, y el directorio nombrará a un presidente, pero éste no tendrá voto dirimente. El quorum para adoptar acuerdos será de tres de sus miembros, salvo en materias en las que se requerirá del acuerdo de los cuatro directores: aprobar la distribución de todo o parte de las utilidades, consignando expresamente que repartir menos del 10% deberá adoptarse por la unanimidad de los directores. Y lo que dice relación con el manejo de las filiales.

El documento explicita que la sociedad durará 40 años, a partir del 24 de octubre de 2006 -o sea, hasta el 2046-, debiendo acordarse su renovación por períodos de tres años por acuerdo del directorio en al menos tres de sus miembros. Y a falta de acuerdo deberá procederse a la liquidación de la sociedad.

Y en su artículo decimocuarto, se plantea que cualquier dificultad que se suscite entre los socios entre sí, o entre uno o más de ellos “será resuelta cada vez, sin forma de juicio y sin ulterior recurso, en calidad de árbitro arbitrador por don Fernando Barros Tocornal, y en caso de ausencia o negativa, incapacidad o imposibilidad suya, se designa en reemplazo a don Pablo Guerrero Valenzuela”. Y en caso de faltar ambos, la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) para que, de entre los árbitros de su Centro de Arbitraje, designe un árbitro en calidad de arbitrador.

Los cristales chilenos que llegan a Ave María, al sur de Florida

Dialum, compañía chilena de venta de cristales para la construcción, está silenciosamente levantando una fábrica de 10 mil metros cuadrados en Ave María, un pueblo religioso al sur de Florida, Estados Unidos, fundado por Tom Monaghan, creador de Domino’s Pizza.

MUT cumple un año y Territoria impulsa plan para revitalizar el centro de Santiago

Justo este sábado se cumplió un año desde que abriera sus puertas este complejo de comercios y oficinas enclavado en Tobalaba con Apoquindo. Su gestor, Territoria, no esconde la satisfacción de que en medio del momento que vive la industria inmobiliaria, estén con contratos para el 88% en oficinas y el 75% en comercio, con un modelo de negocios que se distancia de la oferta en serie y comoditizada de los malls.

Las millonarias y desconocidas donaciones del entrenador de Tabilo

Horacio Matta es chileno, ex alumno del Instituto Nacional y ex jugador de tenis. Hizo poco ruido en las canchas como jugador. sin embargo, ha tenido una exitosa carrera como entrenador: Pasó por la academia de Nick Bollettieri, entrenó a Fernando González y Cristián Garín, y trabajó en UCLA y Stanford. Hoy dirige a Alejandro Tabilo. Pero atrás de las pelotas, raquetas y arcilla, Silenciosamente, ha donado cientos de millones de dólares en Estados Unidos junto a su señora, Anne Grousbeck.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR