Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

CPO de Betterfly: “Hacemos la autocrítica de que no hemos sido capaces de explicar de una forma simple nuestro producto”

CPO de Betterfly: “Hacemos la autocrítica de que no hemos sido capaces de explicar de una forma simple nuestro producto”

Anunciaron un cambio de imagen asesorados por una reconocida agencia estadounidense, el cambio de modelo hacía un Saas y ahora detallan una apuesta por la gamificación. El gerente de producto del unicornio chileno revela los detalles de porqué decidieron estos cambios y explica algo que muchos se preguntan, ¿Qué es Betterfly?

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Sábado 14 de enero de 2023 a las 21:00
  • T+
  • T-

Esta semana, en un evento transmitido por streaming, el CEO de Betterfly, Eduardo della Maggiora, dio inicio a una nueva etapa en el desarrollo de la compañía. Esto implica un cambio en el modelo, junto con una identidad corporativa renovada: para ello contrataron a la agencia neoyorquina Design Studio -responsable de la imagen de Airbnb, Premier League, League of Legends, Riot Games, Panasonic, Penguin Random House y British Airways- y modificaron el logo y los colores de la marca, destacando ahora un verde flúor.

El CEO recorrió virtualmente el universo en una nave espacial para mostrar las nuevas funcionalidades de la startup que ahora funcionará bajo el modelo Saas (Software as a Service). Con esto, las empresas podrán elegir cuáles productos contratar dentro de la plataforma y armar planes a su medida.

¿Qué cambia? Desde su fundación, Betterfly ha ofrecido un plan estándar con servicios tipo telemedicina, gift cards o salud financiera, seguros de salud y fitness, entre otros. Con este nuevo modelo, ofrecerán una plataforma modular, donde cada empresa puede hacer planes a su medida con los servicios que le interesen. Con esto, pretenden aumentar la tasa de uso y que las compañías no paguen por beneficios que no necesitan.

El encargado de producto

Ronny Gónzalez (42) es el hombre a cargo del producto (CPO). Es ingeniero civil de la Universidad Católica, y, aunque se ubicaban en la Universidad, no fue hasta hace unos años que conoció al fundador de Betterfly, cuando éste lo contactó para crear un seguro dinámico.

Egresado del Instituto Nacional, después de estudiar ingeniería hizo un máster en la misma casa de estudios y trabajó en Consorcio. Vivió dos años en Australia y luego regresó a la aseguradora para tomar el cargo de gerente de operaciones. Tras más de 12 años en la firma, el 2019 renunció y decidió emprender, entonces le prestó servicios a Burn to Give (la empresa previa a Betterfly). Desde enero del 2020 a enero del 2021 fue asesor externo de la startup y ese mismo año se dedicó a tiempo completo a ésta, primero como gerente de operaciones y ahora como gerente de producto.

En esta entrevista, el ingeniero aterriza los cambios de la empresa y asegura, “hacemos la autocrítica de que no hemos sido capaces de explicar de una forma simple nuestro producto, que por su naturaleza no es es fácil de explicar (como la mayoría de los productos tech modulares), y que con esa complejidad, se puede distorsionar y dar una percepción de que no se sabe lo que hacemos, o pueden creer que el producto se usa poco. Estamos conscientes de ello, y por eso los esfuerzos en cambiar la imagen del producto y también la forma de comercialización. En el último año triplicamos nuestra base de usuarios, incrementamos la tasa de acceso a la plataforma, y para los productos y servicios que eran menos conocidos, hemos aumentado su engagement, creciendo la frecuencia de uso 3x entre enero a diciembre de 2022”

¿Qué es Betterfly?

“Somos una plataforma que entrega beneficios flexibles para los colaboradores de empresas; la plataforma se organiza en grandes módulos: beneficios (telemedicina, educación, fitness, meditación, gift cards), protección (el seguro dinámico que crece con los buenos hábitos), impacto (donaciones sociales a distintas causas), hábitos (que se promueven a través de tutoriales y herramientas de auto-evaluación), comunidad (con técnicas de juego donde los colaboradores interactúan entre compañeros de trabajo) y centro de control (donde la empresa administra y mide el impacto de los productos y servicios contratados).

Las empresas nos pagan una suscripción por colaborador al mes que da acceso a los módulos que elija, según sus necesidades o gustos, la empresa o el propio colaborador”.

¿Cuál era el modelo anterior y por qué decidieron cambiarlo?

“Nosotros somos una startup, tenemos prácticamente 2,5 años de este modelo de negocios y para nosotros, más que un cambio radical como fue Burn to Give, donde sí cambiamos de b2c a b2b, esta es como una evolución natural que es producto del crecimiento que hemos tenido, del aprendizaje que uno saca con los clientes, etc.

Esta evolución tiene que ver primero porque nos empezamos a dar cuenta de que la materialización de lo que era Betterfly para las empresas pasaba por los beneficios y que los beneficios se apalancan al propósito, que siempre ha estado en nuestro centro: las donaciones.

En lo tangible el modelo de negocios siempre ha sido el mismo, siempre hemos cobrado una suscripción mensual tipo Netflix y básicamente lo que estamos haciendo evidente acá es que hemos sido valorados por algunas características de la plataforma que intermedia esto”.

¿Cuánto llevan trabajando en esta evolución?

“Ha sido continuo, hace poco cumplimos dos años del cambio de Burn to Give a Betterfly, y quizás te reforzaría que obviamente con las adquisiciones de Flexoh en España, de SeuVale, de HeyPay, aprendimos de esta flexibilidad que son tendencia mundial.

Hay otro aprendizaje que tiene que ver con el juego, con la gamificación. Siempre ha sido un desafío para las empresas que sus colaboradores ocupen los beneficios que les entregan. Descubrimos  que si le íbamos poniendo algunas técnicas de juego, y desafíos que generen bettercoin, se generaba un efecto colateral a lo mejor no tan esperado que tuvo que ver con el uso de los beneficios. La gente se mete a jugar y competir, y como consecuencia usa más la plataforma. Ahí nos dimos cuenta y dijimos ‘podemos profundizar eso’, y pusimos el foco en la gamificación.

Cuando generamos los desafíos y las técnicas de juego hubo un cambio importante y radical en el uso de la plataforma por parte de los colaboradores, eso pasó el 2022. Hoy día 2/3 de los colaboradores de nuestras empresas nos ocupan recurrentemente todos los meses, y 1/3 nos ocupa todos los días. Es muy difícil que un beneficio lo ocupe más del 10% de los colaboradores frecuentemente. Eso no lo teníamos a la vista hace dos años cuando partimos con Betterfly, y decidimos modernizar a una imagen que relevara el bettercoin”.

En algunas redes sociales se comentó que es muy cripto, ¿hay algo de eso?

“Como toda empresa tecnológica no nos podemos abstraer de lo que es web3, blockchain y el metaverso, Eduardo lo ha dicho en el mismo diario. Ya en marzo les diremos cómo vamos a ir tangibilizando eso, obviamente hay un camino, son cosas que estamos mirando. Pero esta nueva imagen va más del lado de la gamificación que estamos impulsando”.

Arauco Ventures entra a la propiedad de Lemu con US$ 8 millones

En marzo abrirán al público su aplicación, que ya tiene 3 mil usuarios y 15 mil en lista de espera. Buscan conectar inversionistas con proyectos de conservación. En la plataforma ya hay 74 proyectos en 37 países, y hace unas semanas generaron el primer “match”: una persona en Estados Unidos adoptó un parque en Tanzania.

Auto.cl levanta US$ 1 millón y cierra alianza con Enel X

Su negocio es reunir 65 marcas de autos nuevos en Chile para facilitar el proceso de análisis, cotización y venta. “Existía una asimetría entre el comprador y la industria automotriz muy grande”, explica su cofundador Nicholas Parkes. En 2024 planean aterrizar en Colombia y México.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR