Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

El eventual ingreso de Max Luksic a la arena política tras su salida de Canal 13

El eventual ingreso de Max Luksic a la arena política tras su salida de Canal 13

El programa Mesa Central lo acercó al mundo político. Evaluó ser concejal, pero los ofrecimientos de Chile Vamos escalaron a alcaldía. Viajó a cuatro ciudades de China. Estuvo empapándose de la alta tecnología en Shenzhen. Fue a la televisora Mango TV en Changsha, y desde el gigante asiático viajó a Boston a ver a su padre en su cumpleaños 70. Así han sido los frenéticos días del tercer hijo de Andrónico Luksic antes de emprender un posible camino político, aún en “reflexión”.

Por: Azucena González | Publicado: Sábado 11 de mayo de 2024 a las 21:00
  • T+
  • T-
“Era una persona muy sociable y querida en el canal. Una vez que estuve enferma se preocupó mucho de mí. Lo tenía hasta anotado en el cuaderno de los fiados. Porque yo tengo un cuaderno por abecedario y él estaba en la M. Me decía: ‘Rosita, me lo anota por favor’. Comía mucha ensalada que yo llevo, le gustaba mucho. Ayer (el miércoles) su secretaria fue a pagar lo que tenía anotado. Buena persona y cercano. Amoroso y sencillo, así lo recuerdo.  Creo que le va a ir súper bien”.

La frase es de Rosita Aguilar, dueña de un kiosko que por más de 40 años ha manejado al interior de Canal 13. Se refiere a Maximiliano Luksic Lederer, el tercero de los cinco hijos del empresario Andrónico Luksic Craig -el dueño de esta estación televisiva- quien tras cinco años en la dirección ejecutiva de la estación este lunes informó que daba un paso al costado, para dedicarse a proyectos “fuera del mundo privado”. 

Una decisión que cayó como balde de agua fría no sólo en la estación -pues los equipos no la conocían ni lo intuían-, sino además en las esferas políticas, tras quedar de manifiesto que un camino bastante posible es que su ruta decante en alguna candidatura municipal.

De concretarse, sería algo inédito para un miembro de una de las actuales familias empresarias de mayor fortuna del país y con negocios que abarcan desde la gran minería, hasta banco y múltiples industrias en Chile y el extranjero. 

En el entorno de Max Luksic, aseguran que “nada está decidido”; que su vocación es social/política -“él las ve como sinónimo, dice un cercano-, que devino luego de un largo proceso de reflexión y en el que su paso por el canal tuvo mucha incidencia, al tomar directo y permanente contacto con el mundo político y constatar “erosión” y poca capacidad por parte de los dirigentes para encauzar problemáticas sociales.

Un dato: en su dinámica de trabajo de estar muy presente en Canal 13 -“es intenso, difícil seguirle el ritmo, todos los días llegaba antes de que partiera el matinal”, afirma un colaborador-, todos los domingos se apersonaba a recibir a los invitados del programa de actualidad Mesa Central, lo que le dio una relación cercana con diversas figuras del ámbito político que asistían.

“Como el programa parte a las 11, él a las 10 de la mañana, en una sala contigua, ya estaba recibiendo a los invitados, y con café, conversaban. Era habitual”, dice un testigo.  

Hoy, Max Luksic “está en una reflexión 100% abierta, dispuesto a poner a disposición su capacidad de gestión, reuniéndose con expertos”, dice un directo testigo, quien si bien reconoce que Luksic pensó en partir de abajo, como ser concejal, por ejemplo -lo que le permitiría compatibilizar con otras actividades como las fundaciones familiares y la filantropía-, rápidamente los ofrecimientos de los partidos de Chile Vamos mutaron a alcaldía, “que no era el plan, y son palabras mayores”, dice este conocedor.

Así, hoy Luksic está sopesando los costos -como el nivel de exposición para él y su familia-, versus pasar a la acción, “no seguir atrás del escritorio o de brazos cruzados”, y avanzar en los temas en que cree que puede ser un aporte en gestión.

Aún sin un equipo definido, sí está estudiando a full los recovecos del aparataje y manejo municipal, un research a los recursos, presupuestos, normativas, y viendo experiencias de afuera.

Y sí tiene definiciones. No militar en un partido, sino que -de avanzar en esta incursión- mantenerse independiente en un cupo en que esté apoyado por una coalición amplia de partidos de centroderecha, de Chile Vamos, Amarillos, Demócratas, etc. El objetivo sería ir por alguna comuna de la RM que en ningún caso sería del sector oriente, sino que de clase media y/o popular. 

“Él tiene interés en el mundo municipal, por supuesto en la RM porque vive acá. No sabe todavía si concejal o alcalde. Yo le recomendé que fuera de alcalde por su experiencia en gestión. Estoy tratando de que vaya por una comuna de mi distrito. Yo soy del distrito 10. En Providencia está Bellolio, en Santiago está Desbordes, pero en Ñuñoa, en Macul, en San Joaquín, no tengo candidato fuerte todavía. Le he planteado comunas de mi distrito, pero me imagino que los distritos de al lado piensan lo mismo”, confirma el diputado Jorge Alessandri.  

Autodefinido como liberal de centro derecha -por edad y generación, es bastante cercano a figuras como Jaime Bellolio, Francisco Undurraga, Javier Macaya o el mismo Jorge Alessandri-, Luksic sí ha expresado que le entusiasma abarcar otros espacios y una coalición más amplia, con sectores de centro izquierda.

“Le llama volver a generar, si en algún momento hubo una Concertación de centro izquierda, que haya una Concertación de centro derecha, pero con gente que venga de la Concertación de aquella época”, dice un testigo, pues Luksic se ve como bastante admirador de gobiernos de aquella época. 

“Es valiente lo que está emprendiendo porque en su posición de patrimonio, renunciar a la comodidad para dedicarse a una actividad que es ingrata, que está cuestionada, tiene un valor. No vamos a decir que para él representa un ascenso social. Lo hace por vocación”, dice Francisco Undurraga, diputado de Evópoli. 
 

Villa Pantanal, Monte Sinaí, la frontera norte, la Macrozona Sur

En una jornada de planificación estratégica en Canal 13.

Si se pudiera resumir en capítulos -cual programa de televisión-, el proceso de Max Luksic hacia la vocación pública fue por etapas. Un episodio que lo marcó fue la pandemia que asoló al mundo en 2020. Luksic había llegado recién en junio de 2019 a la dirección ejecutiva del canal y tras afrontar la enorme crisis del estallido, sin respiro vino el Covid.

Un desafío mayúsculo para el canal, pues pese a todas las restricciones de las cuarentenas y distancia social, no era tampoco opción llenar la parrilla con programas envasados que no dieran cuenta de la compleja realidad. Max impulsó un programa de servicio en vivo, Aquí somos todos, en horario de la tarde, que se dedicaba a la ayuda social con el aporte de empresas para proyectos específicos comunales y de juntas de vecinos.

Este año vendría febrero, un mes que varios cercanos sitúan como clave en que su decisión tomara forma. El gran incendio de Viña del Mar le tocaba de cerca, pues el epicentro de la tragedia marcaba al Festival de la Canción, en manos de Canal 13 en conjunto con TVN en esta última edición.

Con la tragedia, la instancia tuvo que variar. Personas del canal recuerdan que tras contactos de Luksic con sus contrapartes, la primera medida fue suspender la Gala, un tema no menor, pues es de los pocos eventos algo rentables asociados al festival. En lo formal, el certamen internacional -que tampoco era opción suspenderlo, por el impacto a nivel turístico y económico en la Ciudad Jardín- mutó a un perfil social y solidario, y los organizadores juntaron a Techo y Desafío y generaron las instancias en pantalla -huinchas y QR- para donaciones, además de los llamados a hacer aportes y donaciones físicas para los asistentes.

Y tras bambalinas hubo más: Max decidió sumarse a un recorrido en terreno por zonas afectadas, que era una actividad no oficial, sin cámaras, y que en su origen estaba destinada solamente a que los rostros y animadores compartieran con los afectados de la tragedia. Así, Luksic se plegó a visitar in situ zonas como Villa Pantanal y Monte Sinaí, este último un campamento en una quebrada en Viña. 

Un testigo directo hace ver que estas actividades en terreno eran frecuentes en Luksic, quien sobre todo en los dos últimos años -2022 y 2023-, de manera muy reservada, hizo varias salidas a terreno por Chile, en un afán por ir a ver de primera fuente -y no que le contaran- problemáticas como la migración en la frontera norte o el conflicto en la Macrozona Sur.

Personas que saben de estos viajes, relatan que fue a reunirse con juntas de vecinos, dirigentes sociales y autoridades locales. Fue a Arica y a la frontera, a ver directamente el problema migratorio. Lo mismo hizo en Temuco. “Le gustaba mucho ir a terreno. Uno entendía que era parte del trabajo por el canal, en el sentido de estar súper al día y de primera fuente con la contingencia. Pero tal vez esa misma exposición lo hizo abrirse a otros espacios”, dice un conocedor.
 

China y Boston

Un tercer y reciente episodio, sería un viaje a China que efectuó los primeros días de abril, entre el viernes 5 y el domingo 14 del mes pasado. Respondía a una invitación hecha al canal por una organización tecnológica, para que fueran a conocer los últimos avances.

Max había vivido en China (ver recuadro), y no había regresado a ese país desde aquellas épocas, por lo que este viaje fue bastante simbólico y el lugar donde se habría sellado su decisión de dar un paso al costado del canal. 

De visita en la estación de televisión Mango TV, en China.

En este periplo estuvo en cuatro ciudades, partiendo por la capital, Beijing, Shenzhen -donde está la head office de Huawei-; Changsha -donde está la televisora local Mango TV-, y luego Shanghái. 

Fuera de visitar Mango TV -un canal que es especialista en “levantar” estrellas a través de programas de realities y generar e-commerce mediante alta tecnología, asociado a estas figuras-, un tema que marcó su viaje fue vivenciar la tecnología en las ciudades.

La coordinación policial y de autoridades, la seguridad, los parques, el acceso a la vivienda, el financiamiento de proyectos sociales, estuvieron sobre la mesa en esta visita en la que en particular en Shenzhen se pudo empapar de la experiencia de una ciudad muy tecnologizada en estos temas.

Testigos del canal afirman que extrañó bastante que Luksic aceptara el viaje, pues acostumbraba a rechazar estas invitaciones, sobre todo si como en este caso, por la lejanía, estaría alejado del canal por más de una semana. Y más extrañó cuando, además, tras partir de Shanghái aquel domingo, no regresó directamente a Chile, sino que se embarcó con destino a Boston, a ver su padre Andrónico Luksic, quien está de cumpleaños el 16 de abril.

Ahí -suponen en su entorno-, junto con acompañar y festejar los 70 años de su padre, se habría producido una conversación que sellaría la salida de Max de la estación. Ya en Chile, estuvo presente en toda la jornada de la Enade el 25 de abril, escuchando atento y tomando apuntes. 

El plazo para declarar candidaturas de gobernadores regionales, consejeros regionales, alcaldes y concejales, de cara a las elecciones del 27 de octubre, vence el 29 de julio. Está aún por escribirse dónde estará el nombre Maximiliano Luksic Lederer. 


10 años fuera de Chile, el metro, La Vega
Tras estudiar en The Grange School, Max Luksic Lederer estuvo radicado 10 años fuera de Chile. Primero partió a Babson College, donde se licenció de Economía y Empresas. Luego se fue a Suiza, donde sacó un MBA en Les Roches International School of Hotel Management.

Tras ello partió rumbo a China, donde trabajó en un hotel en la cadena Shangri La, donde partió lavando copas, y tras su desempeño la cadena lo trasladó para que se hiciera cargo de un hotel low cost del grupo en Hong Kong, el Kerry Hotel. Luego partió a Croacia, donde trabajó en los negocios hoteleros del grupo con su hermano Davor, y regresó a vivir a Chile recién en 2016, aterrizando en Canal 13 en un mal momento de la estación televisiva de su padre.

Respondía a un llamado de Andrónico Luksic, ante las millonarias pérdidas que estaba registrando la estación. Pero partió bastante de abajo, al mando del periodista Andrés Azócar, su primer jefe en la estación, quien estaba a cargo de la gerencia de medios digitales. Azócar recuerda que Luksic llegó como pasante, “a aprender”.

Cuenta que llegaba temprano, era madrugador, y que acostumbraba llegar en Metro -“me lo encontraba”, relata- y cuenta que usualmente le compraba jugos a una señora del puente, y también iba a almorzar a La Vega. Agrega que le gustaba la conversación con la gente de la calle y como nadie lo conocía, eso era un plus para él, porque tenía contacto con la audiencia directamente. “Empezó a absorber desde abajo”, dice Azócar.

Luego en 2017 asumió como subdirector ejecutivo. y en 2019 asumió la dirección ejecutiva, en reemplazo de Javier Urrutia.

Durante su gestión, se detuvo la sangría que venía experimentando el canal, que significó que entre 2014 y 2019 las pérdidas sumaran $ 58.377 millones. Y gracias a un plan de sostenibilidad que puso en práctica a partir de 2020, los números mejoraron. En 2020 y 2021 logró utilidades y -algo inédito- sumó cuatro años consecutivos de Ebitda positivo.

En 2020 con $ 10.327 millones; 2021, con $ 7.071 millones; 2022, con $ 1.754 millones; y 2023 con $ 2.768 millones. La previsión de este 2024 es lograr el quinto año positivo en este indicador.

En una reciente conversación con DF MAS, Luksic lo resumió así: “Logramos nivelar la situación económica”, dijo, mencionando además que le enorgullecía haber podido “recuperar la relevancia y la valorización de la marca del 13”.


En la Sala Fénix y con un equipo externo al canal: Así grabó su video de salida

Sólo el jueves 25 de abril, Max Luksic conversó con cada uno de los directores de la estación, partiendo por la presidenta Carolina Altschwager Kreft, informándoles del anuncio que haría en unos días más. También lo conversó con su secretaria, María Isabel.

El viernes previo al anuncio, en la tarde, en la sala Fénix del canal -aledaña a su oficina-, grabó el video con el que luego haría público su alejamiento de la estación. Fuentes indican que lo hizo sin usar infraestructura del canal -sólo el lugar-, con un equipo externo, no con cámaras ni personal de la estación, para que no se filtrara.

Y luego este lunes, informó a su equipo directo que había presentado su renuncia al directorio, en la tradicional reunión del Comité Ejecutivo que se realiza a las 9 AM, instancia en la que participan una decena de integrantes del equipo gerencial más directo, como Francisco Fullá, el director de Operación de Negocios, y Cristián Núñez, el director de Gestión y Tecnología.

En aquella reunión también les indicó que al día siguiente, martes, se iba a reunir el directorio, ocasión en que era altamente probable que se trataría quién continuaría a cargo, para dar una señal inmediata de continuidad. El elegido sería Cristián Núñez, de manera interina en la dirección ejecutiva.

Presentes en la reunión afirman que las razones que dio apuntaban a que creía que había cerrado un ciclo, con el canal ya mejor encaminado desde el punto de vista de audiencia y de posición financiera. Y que tenía proyectos que lo tenían entusiasmado. Habló en genérico de la “sociedad civil” y con una mirada más social, sin hablar de política explícitamente.

“Agradecemos a Max el compromiso, la dedicación y visión que tuvo para liderar el canal estos cinco años. Pero lo más valioso es haber dejado un excelente equipo de profesionales que nos permite darle continuidad y proyección futura a lo desarrollado”, dice la presidenta del directorio Carolina Altschwager Kreft.

Tabilo y el día que venció a Djokovic en Roma: "Lo único que podía hacer era reír"

Nadie lo podía creer. Ni él, ni sus familiares, ni los expertos. El domingo 12 de mayo, Alejandro Tabilo derrotó al número uno del mundo Novak Djokovic en el Master 1000 de Roma. Dos días después hizo lo mismo con el top 20 del mundo Karen Khachanov y posteriormente con el chino Zhizhen Zhang. El viernes, al cierre de la edición, no logró la misma hazaña contra el alemán Alexander Zverev. En medio de este frenesí el tenista chileno hizo una pausa y conversó con DF MAS. Contó cuáles eran sus pensamientos mientras le ganaba a Nole.

Giorgianna Cúneo: “Nosotros hemos seguido creyendo en Chile y hemos seguido invirtiendo”

Tras la celebración de los 30 años de la viña Casas del Bosque, su directora ejecutiva repasa la historia de esta compañía, que nació impulsada por su padre Juan Cúneo y su hermana Paola Cúneo. Además, habla sobre coyuntura nacional y opina que el país tiene que volver a crecer mínimo 4%. Sobre Falabella, detalla: “Hemos venido de momentos sumamente difíciles (...) hoy se han hecho los cambios y ajustes necesarios para tener un mejor resultado a nivel de compañía”.

La extraordinaria historia de Ousman Umar y su ONG que quiere convertir a Ghana en el Silicon Valley de África

Era aún un niño cuando, buscando un futuro, dejó Ghana. Se ganó la vida trabajando de sol a sol a cambio de un plato de arroz, cayó en manos de traficantes de personas, cruzó el Sahara a pie y el Mediterráneo en una balsa. En Barcelona, dice, nació por segunda vez, a los 17. En 2012 creó Nasco Feeding Minds, ONG que capacita en informática a estudiantes ghaneses. De paso en Chile, cuenta su historia y explica por qué la mejor ayuda humanitaria en África es alimentar cerebros y no estómagos.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR