Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

De visita en el laboratorio mexicano de Inteligencia Artificial de Fintual

De visita en el laboratorio mexicano de Inteligencia Artificial de Fintual

Este año tres de los cuatro socios de la fintech chilena se instalaron en Ciudad de México. DF MAS visitó su oficina, en la zona de Anzures, que abrieron hace justo un año y que, según aquí cuentan, es la base para lanzar nuevas funcionalidades en el sitio y la aplicación en base a Inteligencia Artificial.

Por: Nicolás Durante, desde México | Publicado: Sábado 3 de junio de 2023 a las 21:00
  • T+
  • T-
Mientras Omar Larré explica cómo Fintual está entrando de lleno al uso de la Inteligencia Artificial, aparece Bimba. La perrita dachshund café huele los zapatos del socio de la fintech antes de seguir su camino hacia su comedero, instalado en el piso 8 de una espaciosa oficina ubicada en la zona de Anzures en la Ciudad de México.

Ahí Paul, ejecutivo de marketing, le da su comida, Bimba exhibe un par de gracias y deja en evidencia que es una gran atracción del equipo ahí. Un poco más allá también se ven unos juegos Catán guardados. 

Desde afuera el edificio -al que por su forma arquitectónica ellos llaman “Jenga”- parece uno más de la calzada Mariano Escobedo, pero en uno de sus costados, apuntando al Bosque de Chapultepec, brillan las letras azules gigantes que indican que ahí está la startup chilena que en 2016 fundaron Omar Larré, Pedro Pineda, Agustín Feuerhake y Andrés Marinkovic. De los cuatro, sólo Andrés se mantuvo en Chile, el resto se mudó a México. 

Este jueves de fines de mayo Agustín y Omar explican desde aquella sede azteca por qué apostaron con tanta fuerza por la capital mexicana, donde empezaron a operar en 2021, y donde actualmente trabajan 34 colaboradores (en Chile son 109).

Feuerhake, que llegó en marzo y vive a una hora caminando de la oficina –trayecto que recorre todos los días de ida y vuelta–, dice: “Es lejos el mercado más relevante para nosotros hoy día. Abarca 150 millones de personas, que además no tiene muy buenas soluciones del punto de vista de inversiones, estar acá era un objetivo desde que empezamos Fintual”, comenta. 
Chilenos de inteligencia artificial: dos estudiantes se doctoran en las mejores universidades del mundo
Y recuerda una anécdota: “En 2018, en una entrevista en Y Combinator (Silicon Valley), nos preguntaron: ‘¿Cuándo se van a México?’ Y Pedro respondió: ‘¡Mañana!’. Lo dijo medio en broma: al día siguiente tendríamos escala en México, pero nuestro negocio aún no llegaría ahí”. Dos años después, sí lo concretaron. 

“Una cosa que aprendimos en el último año es que efectivamente los mexicanos son un poco distintos. Además de la regulación súper específica en pedir cosas muy detalladas, el cliente es muy diverso. México es como varios países juntos en uno: nos hemos encontrado con clientes con más desconfianza en el sistema financiero que en Chile y la falta de educación financiera, lamentablemente, es similar en ambos países”, explica. 
Agustín y Omar.

Las cifras dan cuenta de que en un año, han aumentado en 493% los clientes hasta superar los 7 mil, y los activos bajo administración subieron en 470%. En total, sumando los 84.340 clientes que tienen en Chile, manejan US$ 700 millones en toda la operación.  

“Hoy estamos creciendo a dos dígitos al mes, pero nos gustaría crecer un poco más. Y estamos viendo que en cinco años más sería la IPO en EEUU. Comprar otra fintech podría ser, pero depende de una nueva ronda de inversión que podría venir en 1 o 2 años más”, adelanta Feuerhake.
“Sigue siendo una buena idea estar acá, por la masividad y porque la historia ha demostrado que cuando los países empiezan a desarrollarse un poco más, comienzan a tener más conciencia, más educación, más ahorro, más inversión”, recalca Agustín. 

En México ofrecen tres fondos: el Risky Hayek, en honor a la actriz mexicana, Salma; el Moderate Portman; y el tercero lo heredaron de la distribuidora que compraron, Franklin Templeton Deuda Corto Plazo. No tiene nombre de artista, como suelen hacerlo ellos.

Además tienen un Plan Personal de Retiro, que es lo mismo que un Ahorro Previsional Voluntario en Chile. De nuevos productos que vienen, comentan Agustín y Omar, saldrá una inversión en dólares en renta fija y están evaluando crear una tarjeta de débito, cuyos trámites debieran comenzar el otro año. 

¿Ofrecer una tarjeta de crédito? “Es factible, pero no es el foco, porque lo que Fintual quiere es que sus clientes hagan crecer su patrimonio, no gastar más o tener incentivos a endeudarse”, responde Omar. 

En Chile ya tienen la autorización inicial de su tarjeta prepago, y ahora esperan obtener el permiso para operarla cuanto antes. 
 

“México nos ocupa el 100% de la cabeza”

Cuando el reloj marca las 10:30 en punto, Agustín se encierra en una caseta privada e inicia la transmisión. Todos los jueves a la misma hora -son las 12:30 en Santiago- encabezan una reunión con todo el equipo. Se llama Parlamento. Los primeros 10 minutos, los más de 100 conectados guardan total silencio y leen concentradamente un informe con cifras y análisis de la operación. Terminados los 10 minutos se abre una ronda de conversación de cada área para que vaya informando sus avances y se preguntan entre ellos por los más diversos temas. 

“México sigue estando de moda, y no va a dejar de estarlo, porque tiene una población muy grande y tiene todas las condiciones y además, para un fondo grande que piensa en Latinoamérica mira México primero”, dice Agustín convencido de que aunque todavía la operación no alcanza el número de clientes esperado ni el monto administrado, pronto lo hará. Es cuestión de tiempo, creen ellos. 

Sobre la idea de que México sea la plataforma para expandirse a más países de América, responde que “en el gran, gran plan sí, pero la verdad es que México es un desafío enorme que nos ocupa el 100% de la cabeza por los próximos años. Si uno logra conquistar bien México, claro que se puede decir ‘ya, ahora Colombia, Perú’. Siempre miramos esos mercados que son como el crecimiento natural de una fintech chilena, y entendemos la regulación y la competencia allá, pero el foco está full México”. 

¿Fintual está a la venta?, le pregunto. “Hemos recibido ofertas de otras startups que se quieren vender y que nosotros podríamos comprar. Tenemos inversión de uno de los fondos más importante del mundo (Sequoia), que uno de sus grandes arrepentimientos es que Instagram se vendió muy antes. Nosotros estamos pensando en una IPO, también en comprar alguna fintech. En el corto plazo estamos bien, necesitamos resolver los temas en México, que el producto sea atractivo y empezar a crecer aún más. Hoy estamos creciendo a dos dígitos al mes, pero nos gustaría crecer un poco más. Y estamos viendo que en cinco años más sería la IPO en EEUU. Comprar otra fintech podría ser, pero depende de una nueva ronda de inversión que podría venir en 1 o 2 años más”, adelanta el fundador. 
 

Hola IA

México hoy es la base para lanzar nuevas funcionalidades en el sitio y la aplicación en base a Inteligencia Artificial. 

Sobre el debate filosófico que se ha dado en torno al reemplazo a humanos de esta tecnología en varias industrias -inversiones, entre ellas-, Feuerhake cree que “hay una buena parte que está en lo correcto en tener un poco de histeria. En la historia de la humanidad se ha repetido mucho que la tecnología reemplaza tareas manuales que podía hacer el ser humano, pero habían dejado un área fuera, que tenía que ver con la creatividad, el razonamiento. El tema es que cuando se empieza a reemplazar el uso del cerebro, las cosas pueden tornarse un poco más raras. El reinado de la inteligencia humana está llegando a su fin”, recalca. 

Una de las soluciones que están explorando es que un “agente” virtual pueda atender gente y ofrecerle una asesoría de planificación financiera. La idea es que converse, haga preguntas, saque conclusiones y oriente en la forma de ahorro más óptima. Como los obsoletos chatbot, pero ahora en serio, dicen.

Omar Larré da otros detalles. “Somos clientes corporativos de OpenAI, por lo que tenemos acceso preferencial a los últimos modelos un poco antes. La herramienta más potente es Chat GPT4, que es la que estamos usando y la alimentamos con nuestra base de conocimientos: todos los chat que hemos escrito con los clientes, todas las respuestas preescritas, todos los post que hemos publicado, toda la información interna se que ha escrito”, explica. 

Están usando un framework llamado “Langchain” que permite crear distintos tipos de agentes virtuales especializados en temas en particular, por ejemplo, uno en fondos de Fintual, otro sobre cómo es la creación de las cuentas, otro en planificación financiera general, para saber cuánta deuda es lo óptimo, o cómo manejar el portafolio de inversiones en la vida. 

Van a sacar un modelo alfa este tercer trimestre para probarlo con menos de 200 usuarios, y la idea es que este año esté en operaciones 100%. Lo van a lanzar en México primero. 

Ya usan uno de los agentes inteligentes para responder preguntas de inversiones, pero lo revisa antes un ser humano. La idea es que luego opere solo. En el back office también tienen una serie de soluciones con IA, como revisiones de poderes notariales de clientes y empresas; o corrección y generación de textos y verificación de datos en las fichas de nuevos clientes. 
 

Modelar el futuro con todo el pasado

Pero un uso más profundo de la IA lo están haciendo en el área de inversiones. Para mejorar la estimación de riesgo/retorno que le ofrecen a todos los clientes, usan nuevos métodos, que en este caso se llama CTGAN (Conditional Tabular Generative Adversarial Network) que permite crear escenarios sintéticos, pero donde este método de machine learning aprendió del pasado a cómo generar escenarios futuros que simulen varias probabilidades y posibilidades de cómo le podría ir a la economía, a las tasas de interés, a los índices financieros. 

“Eso nos permite mejorar la propuesta de riesgo/retorno, porque con un escenario mejor calibrado se pueden ofrecer mejores carteras”, comenta Omar, pero aclara “esto no es predecir el futuro, pero sí decir que el riesgo de este producto es más y permite ofrecer menos de cierto tipos de activos para aminorar los riesgos de la cartera de inversiones”. 

Esto cambia la forma en cómo eligen los instrumentos que están dentro de los portafolios, para que “patalee menos el fondo, pero llegue al mismo nivel de rentabilidad”, explica Larré. 
Cada trimestre van ajustando las perillas de cada fondo, y ahora van a hacer varios cambios de ETF por otros que son más baratos y que hacen exactamente lo mismo. Antes esa simulación la hacían con métodos estadísticos tradicionales, ahora lo están empezando a hacer con CTGAN. 

“Este modelo es más como un generador de imágenes de IA, que uno de lenguaje. Lo otro es el modelo de lenguaje gigante, que es donde está Chat GPT, por ejemplo, que es entender, aprender y predecir el lenguaje natural humano. Esas dos herramientas las estamos usando”, concluye el fundador.  

Termina la conversación, Omar continúa trabajando en sus proyectos de IA, Pedro corre dos pisos más arriba donde están las oficinas de Platanus. Y Bimba sigue paseando por la oficina, husmeando todo. 


El vehículo venture que levantaron con empleados
Random Pesci se llama el vehículo de inversión de US$ 650 mil que levantaron entre los fundadores y trabajadores de Fintual, sumando 27 inversionistas en total.

La idea, explican Alejandra Diez, abogada, y Diana Palacios, economista, era que los empleados también pudieran apostar en startups donde los dueños estaban poniendo sus fichas personales, así como lo hacen en Platanus Ventures.

Por dos años levantaron el dinero y la idea es que el vehículo -aclaran varias veces que no es un fondo- se invierta por 10 años. Ya fueron seleccionadas las nueve startups en etapa temprana, más participación en tres fondos de Platanus Ventures. El 41% de las empresas seleccionadas está en Y Combinator. Ellas son: Mono, Reworth, Neat, Fintoc, Atrato, Shinkansen, Plutto, Itslili, y Toku, además de tres partidas de Platanus Venture.

“Que la muerte sea opcional”: El viaje de Ian Lee a la isla donde (casi) todo está permitido

Esta semana el fundador de Examedi aterrizó en Roatán, Honduras, para atender a Vitalia City, una ciudad satélite que reúne a startups y empresarios dedicados a la industria de la longevidad. El emprendedor chileno compartió con jóvenes que experimentan con medicamentos sin aprobación y que sueñan con llegar a la fuente de la juventud. “Hoy me mantengo un poquito al margen de todo esto”, señala.

Con US$ 12 millones fondo busca invertir en startups mineras

Tras vender su compañía Mining Tag en 2021, Andrés Rodríguez, de entonces 38 años, no quería jubilarse. Fue así como hablando con emprendedores del rubro minero detectó una problemática común: existía poco capital de crecimiento para firmas vinculadas a esta industria. Con eso en mente, y junto a la administradora de fondos Alza, creó un fondo de US$ 12 millones para invertir en tecnologías enfocadas en faenas, yacimientos y más.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR