Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Fusión entre Bicecorp y Grupo Security: el deal que timoneó Bernardo Matte

Fusión entre Bicecorp y Grupo Security: el deal que timoneó Bernardo Matte

Hubo nombres en clave para la operación financiera que marca el inicio del año, el anuncio de fusión entre Bicecorp y Grupo Security. Un deal liderado por Bernardo Matte Larraín por este grupo, quien tomó el timón de Forestal O’Higgins tras el retiro de su hermano Eliodoro. Esta es la sociedad donde “se resuelve todo” en este conglomerado y a la que llegó como gerente de Desarrollo el menor de los hijos de Bernardo, Francisco Matte Izquierdo, quien promovió el negocio.

Por: Azucena González | Publicado: Sábado 27 de enero de 2024 a las 21:00
  • T+
  • T-

Para el banco de inversión Goldman Sachs -asesorando al grupo Matte- la operación se llamó Phoenix. Para JP Morgan -por el Grupo Security-, era Petra. Y es que como toda mega operación que no puede filtrarse, las partes negociadoras toman muchos resguardos y los nombres en clave son vitales. Claro que este miércoles se acabó el misterio. A las 18:15 primero Security, y a las 18:35 Bicecorp hacían pública una operación que remeció al mercado financiero.

Ambas entidades habían llegado a un principio de acuerdo para unir fuerzas y crear una sola entidad financiera valorizada en unos US$ 3.130 millones, con el 6,6% del mercado, tras una operación que considera que conjuntamente Bicecorp y una de las sociedades madres del grupo Matte, Forestal O’Higgins, lancen una OPA dirigida a todos los accionistas del Grupo Security. Al final de todo el proceso, las entidades se fusionarán y el control quedará radicado en el grupo Matte.

Todas las tratativas transcurrieron en Chile, fundamentalmente en las oficinas de JP Morgan, en una negociación que no fue rápida y si bien no tenía un tiempo límite perentorio, sí estaba la intención de las partes de que no pasara de enero el anuncio, por las vacaciones que la mayoría de los empresarios y ejecutivos estila tomar en febrero, y considerando que -siguiendo este cronograma- debía ver la luz pública unos días antes del 31 de enero, de modo de dar espacio para la reunión con los inversionistas, directorios e informar al personal de las respectivas compañías.

Al final, el miércoles fue el día D, o mejor dicho la tarde D -por la hora de los hechos esenciales-, jornada que terminó con una comida en La Dicha a las 7 de la tarde, organizada por Juan Carlos Eyzaguirre, director de Bicecorp, en la que degustaron tiraditos, y en la que participaron unas 20 personas.


Te puede interesar: 1 año del Caso Australis: Cruces de evidencia, movimientos de Fiscalía y Quiroga en Chile


Los asesores legales claves del negocio fueron para Bicecorp, Carolina Hardy, Benjamín Alcaíno y su padre Alfredo, quien no sólo ofició como el abogado consejero, sino también es amigo desde la niñez de Bernardo Matte, el presidente de la entidad financiera. Por Security, la contraparte fue Renato Peñafiel, presidente de este grupo, asesorado por el estudio Barros & Errázuriz, los abogados Pablo Guerrero y Fernando Barros.

Bernardo y Francisco

Tras la operación, coinciden diversas fuentes, hay un gestor e impulsor en el grupo Matte: Bernardo Matte Larraín (68 años), el menor de los tres hermanos que en esta generación del grupo Matte integran también Patricia (80) y Eliodoro (78), y quien no sólo es presidente de Bicecorp, sino además relevó a su hermano Eliodoro en la presidencia de Forestal O’Higgins, la sociedad que está aguas arriba de los negocios de los Matte -donde “se resuelve todo”, resume un cercano al conglomerado-, y donde el actual timonel le ha dado una gestión de continuidad respecto de su hermano.

Allí cohabitan a nivel de directorio otros dos directores representantes de las otras dos ramas Matte, su sobrino Bernardo Larraín Matte -hijo de Patricia-, y Eliodoro Matte Capdevila -quien reemplazó a su padre Eliodoro Matte-, acompañados por dos directores externos, Álvaro Fischer y Felipe Joannon. Estas distintas ramas Matte dieron su total apoyo al negocio, incluido por cierto Eliodoro Matte, quien fue el fundador de Bicecorp. “Estaba muy contento con esto”, relata un testigo.

Un cercano a la familia aterriza cómo surgió la propuesta del negocio. A partir de una antigua idea -dos bancos parecidos, que apuntan al mismo nicho, con una cultura y valores similares- un gatillante fue precisamente el menor de los hijos de Bernardo Matte, Francisco Matte Izquierdo (35), abogado PUC y quien asumió como gerente de Desarrollo de Forestal O’Higgins, tras su regreso de Chicago, donde hizo un MBA.

Su LinkedIn sitúa desde diciembre de 2022 este rol. “Desde su nuevo cargo promovió el negocio, participó en la transacción y en muchas reuniones con los abogados y bancos asesores”, confirman cercanos al deal. Y además fue quien piloteó el avión que este miércoles trajo de regreso a Santiago a su padre y al socio y director de Security, Ramón Eluchans, pues ambos estaban en la regata de Chiloé, y eran requeridos en Santiago para la firma del acuerdo.


Te puede interesar: Petersen y Tagle: Los dos querellantes que siguen en la causa contra Álvaro Saieh


Bernardo Matte, a su turno, empujó la idea como líder de Bicecorp, atendida su natural inclinación por emprender cosas nuevas, y que no le asustan los cambios, dicen fuentes.

Otras personas claves que participaron en el proceso fueron Simon Silva, CFO de Forestal O’Higgins -quien fue fundamental haciendo la pega y los números, dicen entendidos-, y el ya mencionado Juan Carlos Eyzaguirre.

Estratega, outdoor, transversal

Ex alumno del Saint George’s College e ingeniero comercial de la Universidad de Chile -por la que optó porque era más diversa-, varios cercanos a Bernardo Matte lo describen como un empresario que tiene muy, muy claro su rol de comandar la estrategia en los negocios, la “mirada de helicóptero”, de identificar las oportunidades de negocios, y en particular con mucha inclinación por la economía financiera, por el nivel de abstracción de este rubro, que coincide con sus habilidades natas.

“Nunca lo vas a ver en la cosa operativa, en los detalles, como gerente. No le interesa”, dicen cercanos, quienes puntualizan que además este rol ensambla con su estilo de vida, al que le da cabida a otras varias actividades, a viajar, conocer el mundo, la vida outdooor, practicar diversos deportes -vela, esquí, buceo-, y de seguir rutina de gimnasia a diario, si es posible. Y por supuesto, la navegación y la competencia en regatas, en Chile y en el exterior, ganando numerosos premios, incluida la Copa del Rey.

Tiene mucha sintonía con la tercera generación de los Matte, es fanático de la música y cada vez que puede compra entradas para un recital. Se le ha visto en Lollapalooza, entre otros tantos.

En lo político, si bien es afín a la derecha, cercanos matizan con que transita por mundos diferentes con facilidad, con una cosmovisión más liberal y transversal, sabiendo manejar el oficio del “power management” -manejo del poder-, y con una mirada inteligente y cooperativa.

Esto se reflejó, por ejemplo, en que incluso haya ocupado un puesto en el directorio de TVN, invitado por el entonces Presidente Ricardo Lagos, cargo que ejerció entre 2000 y 2004. O su pasado rol en Paz Ciudadana. Esa mirada también alcanza lo valórico religioso, pues si bien es católico, es “cero conservador”, según describen cercanos.


Te puede interesar: Trastienda de la llegada de Tesla a Chile


Casado hace 40 años con la socióloga Isabel Izquierdo, tiene tres hijos Matte Izquierdo: Bernardo (40), abogado de la UAI, con posgrado en la Universidad de Pensilvania, y quien integra el family de esta rama, Ecoterra -cuyo CEO es Demetrio Zañartu-, y es director de CMPC. Le sigue Sofía (39), sicóloga PUC, con posgrado en Educación en Harvard, y hoy radicada en Boston; y el ya mencionado Francisco. Además Bernardo Matte es padrastro de Isabel Behncke Izquierdo, primatóloga y con la que también comparte el gusto por la naturaleza, lo que une a toda la familia.

Los Matte con el control

Quienes conocen la génesis de la operación explican que la visión estratégica que imperó es que se viene una época de muchas inversiones en los negocios bancarios, que van a requerir cada vez más capital. No sólo por las normas -como Basilea-, sino además por la tecnología necesaria para hacer frente a múltiples desafíos: medios de pago, fraudes, hackeos, entre muchos.

Y estos costos no son sustancialmente más bajos en función del tamaño de la entidad. En otras palabras, “puedes ser un banco grande como el Banco de Chile o un banco chico y los costos son más o menos similares, sólo marginalmente más bajos. Estos son bancos buenos y rentables, pero que se quedaron chicos y eso los hace perder eficiencias en este cuadro. Hay una convicción de que se necesita ser más grande”, dice un involucrado en el deal.


Te puede interesar: El estadio en Albania que construirá firma de arquitectura fundada por chilenos


Al final del día, la operación es una fusión, donde las partes acordaron una proporción patrimonial de cada entidad de 60-40 para Bicecorp y Security, respectivamente. Pero luego, y considerando cómo se dé la concurrencia a la OPA, el control quedará en torno al 68% para los Matte, lo que se explica porque el 20% de dicha OPA sobre los accionistas del Security es pagada en dinero. O sea, hay una compra, no sólo una fusión por permuta de acciones.

Y al menos hasta ahora no hay luces de un pacto de accionistas, lo que -coinciden cercanos al grupo Security- creen que también tiene que ver con la diversidad de intereses que existe en este conglomerado -integrado por varios empresarios (ver recuadro)-  en los que la convicción es que esta sea una acción que se transe en bolsa lo más libre posible, con liquidez. De hecho, entre ellos en el Grupo Security actual tampoco hay pacto de control ni de actuación conjunta, sino únicamente uno de cesión de acciones que corre para un grupo de accionistas representativo del 72,4%.

Una vez que se materialice la conformación de la entidad fusionada, los accionistas provenientes del grupo Security tendrán derecho a tres directores, si bien por cifra repartidora ponderarían dos. Esto, explica un entendido, se explica porque haciendo la matemática de aquel 72,4%, es el 21% del total, lo que da derecho a dos directores como cifra repartidora.


Te puede interesar: Esquiador y maratonista: así es el nuevo CEO de Cencosud


Ahora lo que viene, tras el cierre de negocios, es plasmarlo en los documentos legales, la promesa, al 30 de marzo, y luego el due diligence recíproco y confirmatorio de las compañías, mientras simultáneamente ingresan a la FNE y a la CMF, las dos entidades regulatorias que deben aprobar la transacción, la primera en tanto normas de libre competencia, y la segunda, pues por normativa debe aprobar cualquier cambio de control de banco y de compañía de seguros.


Security Pacific, Urquijo, Security

El origen del banco Security arranca en 1986 cuando el banco californiano Security Pacific se establece en Chile, en un contexto en que recién ocurrida la crisis de 1982 en el país, era un banco acreedor de diversas empresas, y se acogió al amparo de lo que entonces eran las normas del Capítulo 19 del Banco Central (BC), una normativa que permitía transformar y convertir acreencias a pesos, y así invertir en activos chilenos. Así, se establecen como Oficina de Representación, contratando a dos jóvenes profesionales para hacerse cargo de ésta.

Francisco Silva como gerente general, y éste a su vez contrata a Renato Peñafiel como subgerente general. Ambos ejecutivos se conocían, pues habían trabajado en el BC, y luego habían partido a caminos laborales en el sector privado. Silva, en la entonces AFP San Cristóbal -que luego se fusionó con AFP Alameda y dio origen a AFP Unión- y Peñafiel en el Banco Sudamericano.

El objetivo de esa oficina de representación era identificar oportunidades de inversión y encontraron una: el Banco Urquijo de España, que estaba instalado en Chile y que quería vender. La operación fructificó y la compraventa se materializó en octubre de 1987. El banco cambió de nombre a Banco Security Pacific y allí Silva quedó como presidente del directorio, y Peñafiel como gerente general.

El Security Pacific creció, pero tras cuatro años, en 1991, las oficinas centrales de California decidieron vender el control, es decir, querían vender el 60% y quedarse participando como minoritarios con el 40%. Entonces, los ejecutivos chilenos a cargo plantearon la posibilidad de que ellos organizaran a un grupo chileno que se interesara por aquel 60%, en una operación que llega a puerto con ejecutivos que entraron a la propiedad, y con otros inversionistas, varios de los cuales venían del grupo Sigdo Koppers (SK) de ese entonces.

Por ejemplo, Gustavo Pavez (padre de Cristóbal Pavez); Horacio Pavez (padre de un hijo homónimo), Naoshi Matsumoto, y Juan Eduardo Errazuriz Ossa, entre ellos (este último con el tiempo vendió su parte). ¿El nexo con SK? Francisco Silva, tras estudiar ingeniería civil en la PUC, había trabajado durante cuatro años en SK y, por tanto, había cercanía con estos empresarios.

Unos años después ocurrió que en Estados Unidos el banco Security Pacific había sido absorbido por Bank of America, por lo que ahí viene una segunda venta del 40%, llegando otro grupo de inversionistas invitados, como las familias de Jorge Marín y Claudio Berndt. El nombre Security lo adoptaron en 1991 y el resto es historia. Se abrieron a bolsa en 1995 y más tarde, en 2009, se sumó el grupo de origen español Sainz de Vicuña a la propiedad, Ana Sainz de Vicuña, y otros tres hermanos, que tienen vastas inversiones, en varias partes del mundo.

El rebaraje de la industria de la nieve tras la irrupción de Mr. Coleman

El empresario estadounidense, gestor del fondo Mountain Capital Partners, planteó ingresar como socio a Andacor, quedándose con el 30% a 40% de la propiedad, y con la condición de tener el control y la gestión del negocio que incluye los centros de esquí El Colorado y Farellones, entre otros. Nada está dicho, pero si el deal se concreta, se quedará con “los tres valles” de Los Andes, tras sus anteriores compras de Valle Nevado y La Parva.

Quiénes son los influencers financieros bajo la lupa de la CMF

La aprobación de la ley fintech y su puesta en vigencia a inicios de este año trajo una regulación que pocos conocían hasta que la presidenta de la CMF, Solange Bernstein, lo dijo hace unos días en un podcast y el Diario Financiero lo publicó: los creadores de contenido que entreguen recomendaciones financieras deben registrarse como asesores de inversión. Desde ahí se abrió un debate: ¿cuándo es educación, cuándo es una recomendación? Ni los reguladores ni los regulados lo tienen claro.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR